Fonoaudióloga analizó relación entre disfagia orofaríngea y patologías cardiovasculares

La disfagia orofaríngea (DOF) es un síntoma que se expresa en la incapacidad para hacer progresar con normalidad el contenido de la boca hacia el estómago. Por otra parte, en pacientes con trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos cuya probabilidad de vida no mejora con el tratamiento clínico, se opta por el tratamiento quirúrgico en función de su pronóstico.

¿Cómo se relacionan la DOF y las patologías cardiovasculares? En general, a partir de características propias del usuario, comorbilidades, procedimientos, complicaciones quirúrgicas y la fisiología de la deglución.

Así lo explicó Ángela Villalobos, fonoaudióloga del Hospital Metropolitano de Santiago y máster en Alteraciones de la Deglución por la Universidad Autónoma de Barcelona-ESSD, durante una charla organizada por la carrera de Fonoaudiología de la Universidad Autónoma de Chile en Santiago.

Señaló que estudios clínicos registraron un 46% de DOF en pacientes con y sin cirugía cardiovascular.

Otros identifican características preoperatorias de alto riesgo, como la insuficiencia cardíaca congestiva y una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, que sugieren una disfagia preoperatoria subclínica.

El accidente cerebrovascular y un índice de masa corporal bajo también se mencionan como predictores de la disfagia postoperatoria.

A su juicio, es muy importante que, al justificar la apertura de un nuevo cargo de Fonoaudiología en una unidad hospitalaria sobre todo  coronaria, se considere que los costos de una cirugía cardíaca de un paciente con disfagia aumentan entre 13.9 y 46.1%.

Respecto de la frecuencia de DOF en patologías cardiovasculares, Villalobos indicó la incidencia varía entre 3 y 26.1% posterior a la cirugía cardíaca, evaluados hasta 48 horas después de la extubación.

Menú
Open chat
X