Por primera vez la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) escogió a la Universidad Autónoma de Chile para lanzar la convocatoria a la versión 2019 del fondo para jóvenes innovadores.

La misión de FIA es fomentar la cultura de innovación en el sector agrario, agroalimentario y forestal, por lo que la convocatoria tiene como principal objetivo invitar a la comunidad a postular para recibir apoyo económico y de gestión para iniciativas novedosas a escala piloto y así dar respuesta a problemas u oportunidades del sector para la pequeña y mediana agricultura o empresa.

Sobre esta nueva convocatoria, José Rüth Inostroza, representante macrozonal de FIA en las regiones de La Araucanía y Los Ríos, señaló que para postular «El principal requisito es que sea innovador, que tenga un impacto y que sea vinculado a la sociedad. Es decir, que tenga valor de mercado, que es lo que diferencia muchas veces un invento de una innovación».

José Antonio Galilea, presidente de la junta directiva de la Universidad Autónoma de Chile, hizo un llamado a los estudiantes a participar de instancias como esta.

«Es importante motivar la participación de los jóvenes que de alguna u otra manera están involucrados en la actividad agrícola o rural, para que utilicen este medio y se atrevan a innovar, ya que es una necesidad no solo del país, sino que también del mundo del campo”, enfatizó.

EXPERIENCIA GANADORA

Durante la ceremonia de lanzamiento antiguos ganadores de esta iniciativa compartieron sus experiencias con estudiantes de la Autónoma.

Uno de ellos fue Diego Ramírez, coordinador del proyecto Lafqen, que «consiste en el rescate del patrimonio agroalimentario a nivel regional, busca reivindicar y posicionar el muday», un fermentado de ascendencia tradicional mapuche como bebida emblema y también introducir el resto de alimentos y gastronomía que existen en la cultura mapuche «con el objetivo de tecnologizar la producción artesanal».

«Es un desafío y no es fácil levantar un proyecto, pero el trabajo en equipo ha sido clave, hay aliados estratégicos que han podido favorecer el buen desarrollo del proyecto”, detalló.

Mientras que Fabiola Peña, ganadora del Concurso FIA Jóvenes Innovadores 2017, es directora del proyecto aceite comestible de rosa de mosqueta, alternativa de alimento funcional para la dieta de la población chilena. Actualmente se están haciendo aceites para la industria cosmética y se están vinculando con cooperativas campesinas para la recolección silvestre.

REQUISITOS POSTULACIÓN

La convocatoria busca la incorporación de nuevos talentos jóvenes entre los 18 y 30 años al ecosistema de innovación.

Alrededor de 25 personas a nivel nacional pueden ser acreedores del fondo y acceder a una capacitación en Santiago con profesores británicos.

Menú
Open chat
X