La Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Chile llevó a cabo durante dos días y de manera virtual, el XVII Seminario Internacional de Trabajo Social, un espacio reflexivo de larga tradición para esta unidad académica que ha permitido congregar año a año a las y los principales exponentes de esta especialidad en América Latina, constituyéndose en un pilar reflexivo para esta área de conocimiento.

En esta oportunidad, el objetivo de la actividad fue valorar el aporte del Trabajo Social contemporáneo a la construcción del conocimiento para la intervención en contextos de pandemia, a través de la reflexión y diálogo académico sobre sus proyecciones y desafíos, tarea a la cual se abocaron durante estos dos días los profesionales Dra. Margarita Rozas (Argentina), Dr. José María Moran (España), Dr. Juan Saavedra Vásquez (Chile), Mg. Teresa Dornell (Uruguay), Dra. Adriana Ornelas (México) y Dra. María Isabel Zavala (Chile), reconocidos investigadores en temáticas de intervención social en diversos contextos.

Desde la carrera de Trabajo Social se indicó que los contextos latinoamericanos y mundiales demandan a la profesión resignificar y reconstruir permanentemente su ejercicio disciplinario y profesional a través de la reflexión teórico-metodológica y ético-política, permitiendo intervenciones fundamentadas que conjuguen reflexión, acción y transformación como relación ineludible para incidir de manera compleja en las diversas expresiones de la contemporaneidad.

En ese contexto, se subrayó en este encuentro que en ello es clave el abordaje de escenarios sociales emergentes que exigen pensar y repensar las posibilidades de incidencia de los procesos de investigación e intervención que en el contexto mundial de pandemia presentan connotaciones altamente significativas.

Al respecto, autoridades universitarias como el Vicerrector Académico, Hernán Viguera; el Vicerrector de Investigación y Postgrado, Iván Suazo; y el Vicerrector de Vinculación con el Medio, Camilo Vial, destacaron ampliamente el espacio que durante 17 años ha venido generando la institución de educación superior en esta temática, subrayando que en el actual contexto es aún más necesaria la reflexión sobre los profundos cambios que se están viviendo.

“Algunos hablan no tan solo de cambios sanitarios, sociales o económicos por la pandemia, sino también cambios a nivel de la civilización. Así como estudiamos grandes procesos como la Revolución Francesa o la Revolución Industrial, ciertamente esto va a quedar anotado como un punto de inflexión en la trayectoria del hombre y lo que de alguna manera plantea esta actividad, y ese es el mérito, es prospectar cuáles van a ser esos cambios, poder tempranamente identificarlos y cómo los profesionales del Trabajo Social van a tener que adaptarse para responder a los cambios”, indicó el Vicerrector Viguera, mientras que el Vicerrector Suazo, agregó que “estamos en una crisis que es sanitaria, sin duda, pero también es social, y el rol del trabajador social en la resolución de la crisis contingente pero también en la post crisis, va a ser fundamental. Cuando ocurren hechos de tal nivel de complejidad, con perjuicios tan grandes como el que estamos asistiendo, cuando la sociedad se ve tensionada, tanto su situación de seguridad sanitaria como también en su seguridad financiera y estabilidad socioeconómica, se generan e incuban conflictos que son de largo plazo y que deben ser abordados desde una perspectiva que va más allá de la ayuda puntual”, destacó.

 

INTERVENCIÓN SOCIAL

“No se puede hablar del Trabajo Social sino en la relación Estado-sociedad. La pandemia nos muestra que es muy importante la presencia del Estado, como único ordenador de las condiciones de vida, es el único actor que puede ordenar una situación tan difícil, inédita y desconocida para nosotros. Ordenador en el sentido de los procesos donde se referencia la sociedad porque está esperando políticas, aunque no sean totalmente satisfactorias pero que den algunas respuestas a la vida social”, planteó la investigadora argentina Dra. Margarita Rozas, al exponer sobre los desafíos del Trabajo Social ante la complejidad de la cuestión social contemporánea.

Desde ese marco, los trabajos presentados por los investigadores se refirieron a recomendaciones para trabajadores sociales en el contexto de la intervención psicosocial, la despida y el duelo ante la presencia del COVID-19; debate sobre la normalidad en la intervención social en el marco de desastres, pandemias y otras discontinuidades; Trabajo Social, nuevas ciudadanías y tiempos de pandemias; reflexiones sobre los retos del Trabajo Social contemporáneo en situaciones de crisis; y acogimiento familiar en Chile, asuntos que centraron sus miradas en este abordaje de los escenarios sociales contemporáneos que, coincidieron los expositores, son cada vez más complejos y generadores de desafíos constantes para la disciplina, en el sentido que comprender y situar su saber dentro de una matriz socio-política desde la que se erigen y constituyen las actuales relaciones societarias exigen pensar y repensar las posibilidades de incidencia de los procesos de investigación e intervención que en el actual contexto mundial de pandemia presentan connotaciones altamente significativas

Menú
Open chat
X