Dados los impactos del COVID-19 en la dinámica social, la implementación de herramientas digitales en el comercio ha sido necesaria y hasta obligatoria. Medidas de resguardo como el confinamiento y el distanciamiento, hicieron que el sector migrara sus canales de venta físicos a los digitales, esquema imperativo en este 2020, si de subsistir se trata. No obstante, las empresas por pequeñas o muy grandes que fuesen, no estaban preparadas para tal giro, por lo cual el conocimiento sobre marketing digital se vuelve vital.

Expertos como Héctor Rodríguez, académico de la Universidad Autónoma de Chile y Magíster en Administración de Empresas, comentan que en contexto de pandemia, el comercio en línea registró un incremento anual progresivo. Los hábitos de consumo en Chile cambiaron.

“El flujo y la cantidad de pagos online en Chile creció un 33% durante la primera mitad del 2020. Además, el 25% de los consumidores en Chile realizaron una compra online por primera vez durante marzo a raíz de la pandemia y actualmente el 20% de las ventas en Chile se realizan vía online debido al distanciamiento social y a la facilidad de comprar desde casa, sin ningún tipo de contacto social, duplicando de esta manera la actividad comercial de las plataformas digitales en Internet”, agrega.

A juicio del especialista, el vehículo para aprovechar esta oportunidad es el marketing digital.

Al consultarle sobre cómo se entiende el marketing desde la óptica de un pequeño emprendimiento maulino que, incluso, pudo haber iniciado sus actividad durante la pandemia, detalla que este se asocia a distintos tipos de acciones y estrategias en Internet para lograr objetivos comerciales, como: generar reputación, audiencia, potenciar la marca (branding), captar datos de clientes (leads), generar adherencias, entre otros; la gran mayoría de estas acciones se traducirá en ventas.

“El marketing digital persigue eso, utilizando herramientas analíticas digitales modernas, permite conocer lo que buscan y necesitan los clientes. Por lo tanto, los nuevos emprendimientos y los negocios tradicionales pueden, y dado el escenario actual deben, tener una estrategia de marketing digital”, analiza.

Rodríguez subraya que las redes sociales son sólo una parte de una estrategia digital y su papel es el de distribuir los contenidos de una marca, humanizarla y aumentar el ´engagement´ o conexión con una audiencia, pero no son las estrategias por sí solas.

 

MARKETING EN EL MAULE

Sobre cómo se aprecia la implementación del marketing digital en la región del Maule en un contexto de pandemia, el académico señala que en términos de creación y apoyo a las empresas, se observa crecimiento a través de distintas agencias (gubernamentales y privadas) encargadas de apoyar las operaciones tradicionales comerciales, hacia la presencia online. “Estas agencias entregan servicios que van desde creaciones de páginas web tipo ´vitrinas´, hasta creación de contenidos microsegmentados y basados en análisis de datos en distintas plataformas. Por lo tanto, y pese a las condiciones propias de la región, el marketing digital y la presencia online de las empresas maulinas, sigue creciendo”.

Al respecto, también fue consultada la directora del Centro de Emprendimiento e Innovación (CEI) de la casa de estudios superiores en Talca, Paulina Campos, quien valora positivamente iniciativas como “Market Maule” de la Corporación Regional de Desarrollo Productivo, la cual representa una vitrina digital para cerca de tres mil pequeñas y medianas empresas de la región.

Es de destacar que la Universidad Autónoma de Chile en Talca, a propósito de contribuir al desarrollo del territorio, igualmente aporta a la dinámica actual a través de plataformas como maulewine.cl, proyecto financiado con fondos de Vinculación con el Medio.

 

DESDE LA UNIVERSIDAD

Para ambos expertos el aporte de las universidades es fundamental.

Rodríguez destaca la labor de formación de profesionales preparados y en sintonía con las tecnologías y la dinámica de los cambios actuales.

“El marketing es un área muy completa, multidisciplinaria y en muchos casos transversal, que abarca la administración, informática, ingeniería, psicología, estadística y otros campos relacionados. Hoy existe un número creciente de empresas que optan por invertir más en el marketing digital que en el tradicional, lo que se traduce en un aumento de la demanda por profesionales que realicen este trabajo”, comenta.

Campos agrega que a fines del 2019, con el objetivo de motivar el desarrollo de la investigación en la Facultad de Administración y Negocios, se creó el Grupo de Investigación de Economía y Emprendimiento para el Desarrollo Sostenible (GIEEDES), integrado por académicos y estudiantes.

Es de destacar que como parte del proceso de formación entregado por la Universidad, Luis Casanova y Nicolás Giménez, estudiantes de tercer año de la carrera Auditoría e Ingeniería en Control de Gestión, recientemente fueron reconocidos por el programa de “Iniciación Científica” de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado, con su propuesta “Negocios y uso de tecnología en el contexto de pandemia”.

La investigación, que aún se encuentra en marcha, hasta la fecha ha corroborado beneficios de Internet para el sector empresarial, indistintamente del tamaño del negocio.

“Si bien Chile destaca porque uno de sus motores económicos son las pymes y emprendimientos, presentan muchas dificultades por el desconocimiento y falta de información… Nuestra idea es entregar información que a ellos les sea útil”, comentó Casanova, quien reconoce complejidades del escenario actual, en el que además serían las pymes las más afectadas. Sin embargo, sostiene que es Internet una potente herramienta para impulsar los negocios.

Para este propósito esperan encuestar 500 empresas en la región del Maule.

Menú
Open chat
X