Con motivo de seguir trabajando en la mejora continua de los procesos formativos y en especial en aquellos mecanismos que  permiten asegurar la calidad de los aprendizajes de los estudiantes, el Departamento de Vicerrectoría Académica de la Universidad Autónoma de Chile desarrolló una jornada de «Capacitación en Evaluación por Desempeños», dictadas por expertas mexicanas del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

La actividad llevada a cabo los días 13 y 14 de enero en la Sede Providencia estuvo comandada por Hermila Loya Martínez e Idalí Calderón Salas, ambas con vasta experiencia en docencia en Educación Superior, capacitación docente e innovación educativa. Razones por las cuales fueron contactadas para dar esta charla específica para directores de carrera, secretarios de estudios y un docente de jornada completa de cada carrera por Sede con el objetivo de fortalecer las competencias de los equipos directivos y docente, así como también para actualizar y potenciar la pertinencia de los Planes de Evaluación de las asignaturas de Evaluación de ciclo de las carreras de pre grado con innovación curricular.

Hermila Loya, quien trabaja como Directora de Desarrollo de Capacitación de las cuatro instituciones del Tecnológico de Monterrey cuenta que desde el año 1995 han trabajado en mejorar, por ejemplo, los instrumentos de evaluación, los sistemas de retroalimentación para los estudiantes y también el enfoque que tienen los planes en pos de que el alumno reciba un feedback que le sirva para desarrollar diferentes competencias. En este sentido, la experta invita a los profesores a «desaprender» el modelo basado en competencias y volcarse hacia el alumno, de manera que este pueda comenzar a auto gestionarse desde pregrado, lo cual es influenciado por el nuevo papel que toman los docentes como facilitadores. «Esto es saber acercar los recursos, saber acercar las conexiones para que el alumno desarrolle y se apropie de sus conocimientos», dice. Además agrega que es clave este nuevo rol, ya que se debe tener en cuenta que a partir de la retroalimentación de las competencias que posea cada alumno, se pueden generar pequeños cambios y «contagiar a sus colegas de cómo se debe hacer una evaluación con un enfoque de competencias». 

Esta misma linea es la que pretende plasmar nuestro Vicerrector Académico, Jaime Torrealba a través del plan estratégico de desarrollo institucional que viene gestándose desde el año 2019 y que tiene como principal etapa la preparación de los profesores en el aspecto de innovación curricular. De esta forma se desea que se evalúe a los estudiantes por cada ciclo para conocer su progreso académico y las brechas que puedan existir según los niveles deberían ser alcanzados en cada etapa académica. «La importancia de esto es perfeccionar y tener una mirada proyectiva y moderna de los equipos directivos de las carreras, entonces hicimos este plan de perfeccionamiento académico con el objeto de que en cada sede se trabaje», explica.

Por su parte, Idalí Calderón  Directora de Vinculación y proyectos estratégicos en el Tecnológico de Monterrey, plantea que el rol del docente como facilitador es el producto de una evolución. «Antes el conocimiento lo tenía el docente como base en su perfil, en sus estudios y experiencia y desde que existe el internet y la posibilidad de acceder al conocimiento desde cualquier dispositivo, este deja de ser parte de lo que tiene el docente como tal, sino que es un conocimiento del mundo», dice. «En ese sentido el docente cambia de rol y se vuelve más como un guía, mentor y por eso los modelos de educación están migrando porque ahora más que evaluar un producto o el conocimiento perse, se evalúa el proceso del desarrollo del estudiante en esa búsqueda de una habilidad», agrega Calderón.

 

 

Menú
Open chat
X