Las experiencias laborales de cuatro egresados de Kinesiología de la Universidad Autónoma de Chile dieron vida al coloquio que organizó la Carrera con el objeto de mostrar a los alumnos distintas alternativas para desempeñarse en el mundo laboral.

Así, Rodrigo Astudillo, expuso sobre el abordaje clínico de la rehabilitación funcional; Gonzalo Riquelme, se enfocó en el rol del kinesiólogo en la neurorrehabilitación infantil; Blanca Perón, habló del rol profesional en la gerontología clínica; y Juan Escares, contó a los presentes –estudiantes de primero a quinto año-, de su actividad como reanimador del Samu.

En la ocasión, Jaime Ubilla, director de la Carrera de Kinesiología y Vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Salud, destacó el aporte de los ex alumnos “que han tenido que ir desarrollándose más allá de lo que fue la formación de pregrado”.

En este contexto, dijo, resulta muy interesante ver lo que han hecho, cómo lo han hecho y cómo se desenvuelven, especialmente para quienes han pasado por las mismas aulas y vivido las mismas experiencias universitarias.

Ubilla enfatizó que el campo laboral hoy obliga a la diversidad. “El profesional kinesiólogo del mañana no puede quedarse haciendo lo mismo que hacía hace 20 años. Hoy el quehacer es sumamente diverso y está en la gestión, la creatividad, en la investigación de las generaciones futuras, el poder posicionarse en diferentes contextos de trabajo”, enfatizó.

Al respecto, Rodrigo Astudillo, egresado de la Autónoma, máster en entrenamiento funcional, director de Kinexpert y docente de la Universidad Católica de Temuco y del IP Chile, manifestó que la carrera es hermosa, porque permite ayudar a las personas con las herramientas de la rehabilitación.

A su juicio, lo que él hace es sólo una arista en lo que a oportunidades laborales se refiere, “pero hay que tener claro que es necesario trabajar, sacrificarse y seguir siempre en proceso de formación”, puntualizó.

 

Menú
Open chat
X