Realizar una idea de negocios no es un tema fácil, sino más bien un desafío donde el ingrediente clave es la innovación. Con esa premisa, los alumnos de Ingeniería Comercial de la Universidad Autónoma realizaron el ejercicio de crear una empresa que tuvieran productos creativos y que cumplieran con las necesidades de los consumidores existentes.

Estas instancias permiten a los estudiantes fortalecer esta importante área, según dijo el docente de la carrera, Pablo Cáceres: “Yo creo que una de las falencias que ha tenido la formación académica en general es que ha sido centrada en administrar y poco en crear. Esta asignatura que se llama Creación de Nuevos Negocios tiene como elemento esencial potenciar la creatividad de los jóvenes. Además, hoy día los estudiantes no están solamente pensando en que van a salir a buscar trabajos como empleados, sino que muchos están saliendo con la idea de querer emprender”, afirmó Cáceres.

Dentro de los productos creados por los alumnos de segundo año se destacó la empresa “Tu Chair”, idea de negocio elaborada debido a la falta de sillas para zurdos que existen en las distintas instituciones educacionales. “Nosotros identificamos esta necesidad, ya que el segmento de las personas zurdas no está tan cubierto en el ámbito estudiantil. Como las necesidades de ellos mismos y las comodidades se ven alejadas, nosotros realizamos este producto para satisfacer las necesidades en la sala de clases, implantando este producto. Según un estudio de mercado que hicimos, en el aula hay aproximadamente un 5% de personas zurdas, que no son consideradas, así que la idea es incorporar la creación de cinco sillas en cada sala de clases” , subrayó Gonzalo Ortiz, integrante del grupo.

Otra de las empresas que apostó por la innovación fue “Toque”, enfocada en la creación de hielo pero mezclado con diferentes sabores, en su mayoría frutales, que permiten que todo tipo de bebestible obtenga un refrescante sabor. Ignacio Sáez, integrante del proyecto, destacó las bondades que ofrece este producto: “El hielo que se vende tradicionalmente es normal, en cambio este hielo tiene frutas e ingredientes diferentes, además de preservantes y una conservación distinta y más duradera. Asimismo, se incorpora la cualidad de comprar un hielo que permita que hasta el agua obtenga un sabor rico y refrescante, factor importante sobre todo ahora que se acerca el verano”, dijo Sáez.

Mientras los alumnos presentaban sus proyectos, los docentes evaluaron puntos claves en la elaboración de los mismos, como son la metodología, los costos y la inversión realizada por el equipo de trabajo, que en este caso fue baja, ya que en su mayoría utilizaron elementos reciclados y que aportan con el cuidado del medio ambiente en su elaboración.

Menú
Open chat
X