La evidencia científica sugiere que la presencia de un cuidador único y permanente, desde los primeros momentos de vida, favorece la salud mental y una personalidad sana en etapas de desarrollo posteriores.

Para hacerse cargo de esa necesidad biológica y psicológica, la Fundación Chilena de la Adopción (FADOP) implementa un Sistema de Colocación Familiar o familias guardadoras para los menores en etapa de adopción.

Antes de ser acogido por un padre o una madre adoptiva, o por su madre biológica según sea el caso, la institución “coloca” al pequeño en el seno de una familia en que la “guardadora” ocupa un papel preventivo fundamental en su seguridad básica y maduración neurológica, evitando los posibles trastornos del apego que podrían darse en otras opciones, como los hogares de niños.

Conscientes de la importancia de ese rol, el Centro de Estudiantes de Fonoaudiología de la Universidad Autónoma de Chile entregó a la fundación delicados regalos para 18 guardadoras, gestionados con apoyo de la dirección de carrera y la Dirección de Asuntos Estudiantiles.

“Creemos que ha sido una muy buena instancia para colaborar con esa institución y de reconocer la labor de las familias guardadoras”, explicó Yanara Toro, presidenta de los estudiantes de Providencia.

“Junto a los alumnos del campus El Llano Subercaseaux de San Miguel, nos pusimos en contacto con la carrera, que apadrina a FADOP. Quisimos colaborar no solamente desde el área fonoaudiológica, sino también con otro tipo de iniciativas”.

En marzo próximo esperan realizar otra actividad, en la que combinen la atención en Salud a los niños, juegos y entretención, con todo el grupo familiar.

Menú
Open chat
X