Carolina Rodríguez acaba de rendir las últimas evaluaciones del semestre Otoño 2018. Antes de regresar a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, en México, la primera semana de agosto, aprovechará de recorrer el sur del país.

Será el corolario de una experiencia que no duda en calificar de “inolvidable” y de valioso crecimiento personal y académico.

“Me voy muy feliz y agradecida con todas las personas que estuvieron aquí. Creo que hacer el intercambio en esta universidad ha sido la mejor opción que pude haber elegido”.

Junto a otros 42 estudiantes de Ecuador, España, Francia y México, decidió cursar parte de sus estudios de pregrado en la Universidad Autónoma de Chile, en el marco de sus programas de movilidad internacional.

Algunos de los alumnos extranjeros se incorporaron a carreras impartidas en Santiago. Otros optaron por hacerlo en Talca o Temuco.

Cuando ya han terminado su pasantía, casi todos volvieron a reunirse en la capital del país para compartir sus experiencias y despedirse antes de regresar a sus universidades de origen.

“Puedo agradecer a los profesores que al menos a mí me tocó conocer”, dice Carolina. “Considero que están muy preparados. Me gusta que estén dedicados en sus áreas porque los conocimientos que me impartieron fueron demasiados y puedo decir que regreso a México con conocimientos que quizá no traía de allá. Siento que me dio muchas herramientas para la vida”.

“El intercambio es una experiencia de la que no se van a arrepentir; al contrario, van a regresar amando este país, amando a Chile, y decidiendo que quizá en algún momento podrían volver porque aquí encuentran familia, encuentran amigos, encuentran hermanos”.

 

Menú
Open chat
X