Un total de 79 estudiantes de la carrera de Obstetricia y Puericultura en Talca participaron de la tradicional Ceremonia de Investidura de la unidad, acto simbólico que marca también el inicio de sus actividades disciplinares.

La directora de la carrera, Magíster Lucila Cerda, hizo hincapié en la gran labor que enfrentan los estudiantes del área de la salud, durante su tercer año académico. “Hoy día nosotros celebramos un acto muy importante, es un hito en la carrera la Investidura de los alumnos cuando llegan a tercer año. En este momento los estudiantes comienzan las prácticas propias de la disciplina, lo que significa asumir un rol de profesional, matrona o matrón, acompañados siempre de un docente. Van a atender pacientes, embarazadas y recién nacidos, además de realizar prácticas intrahospitalarias y prácticas en servicios de atención primaria de salud”, manifestó la directora.

Un aspecto fundamental de esta etapa es la preparación con la que los estudiantes enfrentan este proceso de práctica. “Los estudiantes ya han pasado una parte importante de materia en lo correspondiente a asignaturas teórico-prácticas con clases en aula y también desarrollo de habilidades con simulación clínica. Luego enfrentan sus prácticas en terreno, siempre estudiando, perseverando, pensando en perfeccionarse. Nosotros que estamos trabajando con seres humanos, y muchas veces con doble vida, tenemos que preocuparnos mucho más de que nuestros estudiantes sean de la mejor calidad en cuanto a otorgar servicios de excelencia”, destacó Cerda.

La estudiante Cristy Rojas, se mostró orgullosa luego de ser premiada como la mejor estudiante de su generación y espera realizar una exitosa práctica.

“Es bastante emocionante, ha sido un camino largo, a pesar de que recién estamos en la mitad del trayecto. Es ardua la tarea, hay que estudiar bastante, pero es una carrera hermosa. Si bien ahora parten nuestras prácticas profesionales también a las anteriores no les restamos importancia porque a las personas que somos ahora, han contribuido las prácticas que ya hemos tenido. Hoy empieza nuestra práctica directamente con la especialidad y cada vez vamos aprendiendo más”, afirmó Rojas.

Un punto por destacar es el apoyo y las muestras de afecto que reciben los estudiantes de parte de sus familias, parte fundamental durante su formación profesional. “Los padres nos expresan sus muestras de afecto, de cariño y sus sentimientos porque ven que en sus hijos se proyectan muchos deseos personales, tener un título profesional, estar en un área de la salud, de poder servir a la comunidad y servir a la propia familia”, finalizó la directora de carrera.

Menú
Open chat
X