Estudiantes de Enfermería propiciaron un llamado a la reflexión acerca del acoso laboral y la salud mental

El pasado mes de abril se dio a conocer el trágico caso de Vanessa Araya. Enfermera de 29 años que se quitó la vida, en medio de acusaciones de acoso laboral en el Hospital Clínico de Viña del Mar, a un año de que Florencia Elgueta (25), quien se desempeñaba profesionalmente en el mismo lugar, se suicidara acusando las mismas razones.

Estos casos no sólo volvieron a abrir el debate sobre la salud mental en un área que se ha visto sumamente expuesta desde que comenzó la pandemia del Covid-19 en Chile, sino que también de los problemas ligados al acoso laboral que se advierten en el área de la salud.

Es por ello que desde la carrera de Enfermería de la Universidad Autónoma de Chile se organizó una Jornada de reflexión, “Una mirada a la salud mental en el contexto laboral y académico”, instancia que surgió desde los propios estudiantes y donde docentes y profesionales del área entregaron información relevante, orientación y compartieron experiencias para así guiar a los futuros profesionales.

“Queremos propiciar estos espacios de encuentro y reflexión, principalmente para ir respondiendo a las inquietudes que legítimamente puedan tener como estudiantes de enfermería. Agradezco la participación de nuestro destacado equipo de académicos de la carrera, que con tanta generosidad accedieron a esta invitación”, argumentó la directora de la carrera de Enfermería en Santiago, Dra. María Angélica Vásquez, en la bienvenida a la actividad.

La instancia también contó con la participación de Yubitza Alviña Marchant, Magíster en Pedagogía aplicada a la educación superior y secretaria de estudios en Campus El Llano Subercaseaux; Cristina Oteiza, Magíster en Estrategias de Salud; Alfredo Lorca, Máster en Salud Mental y Psicólogo; y Pablo Sandoval Díaz, Coordinador de prácticas de Campo Clínico en Providencia.

“Estamos en una situación particularmente diferente, difícil, sobre todo para los profesionales del área sanitaria y sin duda para los profesionales de enfermería, quienes soportamos la gestión de los sistemas sanitarios”, aseguró Sandoval al inicio de su exposición.

“Este escenario nos ha obligado a modificaciones relevantes respecto al cómo trabajamos y dónde trabajamos. Con esto me refiero a modificaciones en los sistemas de turno, de los servicios clínicos, aumento de la complejidad de los pacientes, para responder de buena forma ante la necesidad sanitaria imperante por estos días. Y favorablemente el personal sanitario ha respondido de la mejor manera. En este mismo contexto, se dan situaciones que nos invitan a la reflexión. Y estas tienen que ver con cómo nos desenvolvemos al interior de los equipos de salud, de los equipos de trabajo. En los cuales existen elementos positivos que nos invitan al crecimiento, pero también hay elementos negativos que tenemos que saber abordar”, complementó.

Por su parte, Oteiza hizo énfasis en la relevancia que adquiere la salud mental en los profesionales del área, principalmente teniendo en cuenta el contexto actual. “Mucho de la capacidad de poder cuidarnos, y cuidar a otros, nace de nuestra propia salud mental. Y es importante tener eso muy claro. Para pedir ayuda, para hacernos cargo y responsables de otros y de nosotros mismos, necesitamos tener claridad con respecto a lo que nos pasa y con respecto a lo que nuestra salud mental significa”, afirmó.

“Y aquí hay cosas bien importantes. Está la capacidad propia que tenemos para enfrentarnos a situaciones adversas. En este contexto que estamos viviendo actualmente, estamos en una situación adversa, donde el sistema de salud está sobre exigido, hay una sobrecarga laboral y a los funcionarios de la salud les pasan cosas también, en términos de lo que es la salud mental. Entonces es importante tener súper claro este concepto, porque nos va a permitir poder mirarnos y saber cuánta salud mental tenemos, si estamos siendo productivos, si podemos enfrentar lo que nos está pasando, si podemos realmente trabajar las situaciones complejas que estamos viviendo con las herramientas que tenemos. Eso es lo primero, tener consciencia de esta salud mental para poder cuidar a otros”, precisó.

Con esto, se invitó a los cerca de 120 alumnos que participaron de la instancia, tanto de la Universidad Autónoma como de otras casas de estudio, a reflexionar sobre la forma en que se pueden enfrentar eventos de acoso laboral o académico de mejor manera, para así intentar evitar que casos como los de Vanessa Araya o Florencia Elgueta se sigan repitiendo.

Menú
Open chat
X