Si un enfermero observa que en el centro de atención primaria donde trabaja se registra un aumento inusual de atenciones por hipertensión, tiene al menos dos opciones. Abordarlas, como es habitual, o investigar qué está pasando.

Podría estudiar la literatura sobre el tema, revisar estadísticas, profundizar en el historial de los pacientes o ver si en la comunidad hay algún factor común que esté produciendo esa patología. El objetivo es analizar los resultados para llegar a una conclusión.

“Esa es la base del método científico y la esencia de la investigación cuantitativa”, explica el profesor de la Universidad Autónoma de Chile Abdul Hernández, enfermero por la Universidad de Chile, Máster en Enfermería y Doctor en Ciencias de la Enfermería por la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana.

“Lograr eso requiere de un orden. Identificar un problema, declarar una o varias hipótesis, contrastarlas y a partir de ello diseminar los resultados. Esas son habilidades que desarrollamos en los estudiantes de la carrera”.

En la asignatura Metodología de la Investigación los alumnos de tercer año comienzan realizando sencillos experimentos siguiendo cada uno de esos pasos, finalizando con una exposición pública de los resultados observados, tal como si fuera un congreso científico.

“En las ciencias de la Salud modernas existen dos dimensiones de la investigación: generación de conocimiento y consumo de conocimiento”.

“El profesional dispone de un enorme volumen de información y a partir de ello debe tomar decisiones clínicas. Para eso consumen evidencia científica. Pero el 70% se genera en otro país, otra sociedad y otro perfil sanitario, de modo que no siempre encuentra evidencia que pueda efectivamente ser aplicada en su propio contexto”.

El curso del profesor Hernández -académico del programa Teaching in Chile de esa casa de estudios- aborda la investigación científica para generar conocimiento. Otras asignaturas desarrollan habilidades para consumir ese conocimiento.

“Son las competencias que debe tener el enfermero del siglo XXI”, asegura.

Finalmente, no es solo atender consultas por hipertensión. Es estudiar para buscar la causa y proponer a la autoridad sanitaria un nuevo modelo de prevención y atención a los pacientes.

Menú
Open chat
X