Si hay un momento del año en que los hábitos alimenticios se desordenan es durante Fiestas Patrias. Este 2017 serán cuatro días en que el consumo de calorías se dispara entre reuniones con la familia y amigos.

Carnes, empanadas, ensaladas y bebestibles varios, son todos alimentos relacionados con las tradiciones. Evitarlos en esta época del año, sobre todo para quienes están a dieta, es casi inevitable.

Para la directora de Nutrición y Dietética de la Universidad Autónoma de Chile en Santiago, magíster Mónica Araya, “la ingesta excesiva puede terminar en ocasiones hasta en una intoxicación”. Por eso, adelanta algunos consejos para evitar subir de peso, que no es otra cosa que controlar y moderar lo que se ingiere.

Lo mejor es empezar el día con un desayuno bajo en energías y nutrientes. “Algo muy liviano, con fruta y jugos naturales; después no se sugiere comer hasta la hora de almuerzo”.

“Un vaso de mote con huesillos tiene cerca de 150 calorías; más que una copa de vino (130) y la mitad de lo que contiene una empanada. Si almorzamos una empanada, un choripán, carne y bebestibles, ya tenemos 2 mil calorías”, explica Araya.

Hasta el 18% del total de calorías de un almuerzo que se consume en una fecha normal, puede estar contenido en un solo choripán o cuatro vasos de vino.

“Si el almuerzo es abundante y termina a las tres o cinco de la tarde, es mejor saltarse la once y cenar algo liviano. Repetir el asado por la tarde es salirse de lo razonable. Lo más prudente es reemplazarlo por un plato de ensaladas verdes crudas y no cocidas, para evitar aumento de calorías”.

A pesar de todo, muchas personas podrían aumentar entre dos y cinco kilos su peso normal. “Lo importante es compensar el consumo excesivo de alguna forma, y para eso bailar cueca es una excelente alternativa”.

Si nada de eso funciona, la directora de Nutrición y Dietética recomienda seguir con una dieta desintoxicante: mucho líquido, fruta y lácteos descremados.

Menú
Open chat
X