Buscando brindar una ayuda para los nuevos tutores, la Universidad Autónoma de Chile realizó en Talca la Escuela de Tutores y Ayudantes Otoño 2018, instancia en la que participaron 96 estudiantes quienes mediante trabajos grupales y colectivos lograron compartir conocimientos y experiencias referentes a la enseñanza en el aula que deben desarrollar con sus pares.

Según explicó el Director Académico, Magíster Gonzalo Campos, esta Escuela responde al Modelo Educativo de la casa de estudios, el que se sustenta en cuatro ejes fundamentales destinados a orientar el proceso formativo, siendo uno de ellos la centralidad en el estudiante. “Esta escuela de tutores lleva bastante tiempo inmersa en nuestro Modelo Educativo y como todos los años hacemos una escuela para los estudiantes que van a ser tutores o ayudantes de sus respectivos pares. En ese sentido, hay tres etapas principales, la habilitación donde participan todos los tutores y se les habla del modelo educativo, la especialización donde se ejecutan talleres de formación para que ellos puedan aplicar eficazmente las técnicas de ayuda al estudiante, y el desempeño donde se les enseña cómo evaluar a sus alumnos o a sus tutorados”, destacó Campos.

Durante la jornada, los estudiantes fueron capacitados en distintas temáticas en concordancia con el modelo educativo. Entre estos destacan el rol del tutor guía, la gestión pedagógica, gestión administrativa y la planificación de la etapa de habilitación de tutores y ayudantes.  Las charlas estuvieron a cargo de la Dirección Académica de la institución y de tutores guía seleccionados.

Uno de los tutores presentes en la capacitación fue el estudiante de Trabajo Social, Hernán Dubreuil, quien destacó la importancia del trabajo con el alumnado que se integra a la U. Autónoma.  “Nosotros los tutores guías a través de lo que nuestra propia experiencia nos deja, en conjunto con la Dirección  Académica, vamos a tratar de buscar y entregar el apoyo necesario a los nuevos estudiantes, para que la trasferencia de los procesos de aprendizaje pueda tener una naturalidad mucho más amena y amigable”, manifestó Dubreuil.

Por otra parte, los nuevos ayudantes participaron de la jornada haciéndose acreedores de nuevos conocimientos, aportados por tutores con mayor experticia. Camila Fredes, ayudante de la asignatura de Investigación Social, calificó positivamente esta escuela. “Las actividades sirven mucho porque son recreativas y salen de lo cotidiano. No es la típica clase, sino que fueron dinámicas y éstas aumentan la participación de las personas. Estas charlas nos sirven a nosotros para fortalecer los conocimientos de los estudiantes, que sea un proceso simétrico y llevar esta participación en conjunto con ellos. Velar por el estudiante y que sea un proceso grato”, finalizó Fredes.

Menú
Open chat
X