Un nuevo logro en el ámbito de la investigación y la ciencia aplicada obtuvo la Universidad Autónoma de Chile, luego de confirmarse que un equipo de destacados docentes e investigadores se adjudicó un proyecto del “I Concurso IDeA en Dos Etapas Temático en Inocuidad y Calidad Alimentaria 2017” perteneciente al Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDEF) de CONICYT.

El proyecto adjudicado por esta Casa de Estudios es “Desarrollo y validación de una Bioformulación en base a bacterias y adyuvantes naturales nativos para el control de pudrición gris (Botrytis cinerea).

El equipo de trabajo es liderado por la directora del proyecto, Dra. Evelyn Silva, directora de la Unidad de Innovación y Transferencia de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado;

el Director Alterno, Dr. Andrés Olea, docente investigador del Instituto de Ciencias Químicas Aplicadas (ICQA) de la Facultad de Ingeniería; y Dr. Héctor Carrasco, también académico investigador del ICQA.

El concurso IDeA en dos etapas temático en Inocuidad y Calidad Alimentaria surge en respuesta a las necesidades de la creciente demanda de alimentos saludables. Se apoyan las propuestas que generen un nuevo conocimiento multidisciplinario, que contribuyan a mejorar la inocuidad y calidad de los alimentos producidos, transformados, distribuidos o comercializados en el país o en el exterior, a través de proyectos de I+D aplicada con un fuerte componente científico y tecnológico.

La U. Autónoma es una de las cuatro instituciones de educación superior que se adjudicó de este FONDEF, de un total de 57 universidades y centros de investigación que presentaron proyectos.

El proyecto permitirá aumentar las capacidades del personal técnico del laboratorio, la formación de capital humano avanzado (dos Postdoc) y de varios alumnos de pregrado que participarán activamente en la ejecución de la iniciativa científica.

El Concurso IDeA en Dos Etapas tiene como propósito apoyar financieramente la ejecución de iniciativas de investigación científica y tecnológica, con potencial impacto económico y/o social, cuyos resultados sean obtenidos y evaluados en plazos breves.

Esta convocatoria temática se estructura bajo el concepto del concurso IDeA en dos etapas, instrumento que apoya financieramente dos fases consecutivas y concatenadas. La primera es la etapa de Ciencia Aplicada, que se enfoca en proyectos de investigación aplicada, cuyo resultado es un primer prototipo de un producto, proceso o servicio, en que una hipótesis científica es verificada a escala pequeña o validada mediante una prueba de concepto para mostrar su potencial de aplicación.

Felicitaciones al equipo de investigadores por su compromiso y por la excelencia de su trabajo.

Menú
Open chat
X