La prevención aparece como un elemento clave en la prevención de enfermedades respiratorias según han destacado autoridades de salud y especialistas, sobre todo pensando que se acerca el período más frío y húmedo del año, época en que aumentan los virus circulantes y, por consiguiente, un mayor número de personas con este tipo de patologías.

En ese contexto, el Ministerio de Salud (Minsal) inició el lunes 16 de marzo la Campaña de Vacunación Antiinfluenza 2020, instancia en la cual la carrera de Enfermería de la Universidad Autónoma de Chile tendrá participación disponiendo tanto de personal de apoyo para vacunar a la población como de herramientas para difundir la importancia de esta acción y las medidas de prevención asociadas para evitar el contagio.

Según cifras del Minsal, entre el año 2018 y 2019 fallecieron en el país ocho personas por influenza, todas correspondientes a los grupos de riesgo y que, además, no se vacunaron. Por eso, las enfermeras universitarias y docentes de la carrera de Enfermería de la Universidad Autónoma de Chile, Mg. Cristina Bizama y Mg. Catalina Márquez, subrayaron la importancia de la vacunación contra la influenza en la población infantil desde los 6 meses hasta escolares de quinto básico; embarazadas, independiente del mes de gestación; enfermos con patologías crónicas tales como hipertensión, diabetes, enfermedades respiratorias crónicas, entre otras; adultos mayores; trabajadores avícolas y de criaderos de cerdo; además de personas obesas con índice de masa corporal (IMC) mayor o igual a 30. “La influenza es una enfermedad respiratoria contagiosa provocada por los virus de la influenza A y B. Puede causar estados gripales leves que requieren manejo general de los síntomas o un cuadro grave que puede ocasionar incluso la muerte. Algunas personas, ya sea en edades extremas o quienes padezcan patologías crónicas, tienen mayor riesgo de sufrir complicaciones graves”, destacaron las profesionales.

Agregaron que la campaña también incluye a personal de Bomberos, Policía de Investigaciones, Carabineros, Gendarmes, reos, personas en situación de calle, trabajadores sexuales, funcionarios públicos, niños y personal de SENAME, educadoras de kínder a quinto básico, cuidadores intradomiciliarios y personal de Establecimientos de Larga Estadía del Adulto Mayor.

Bizama y Márquez indicaron que el virus tiene un período de incubación de 1 a 4 días desde el contagio y la forma de transmisión es de persona a persona, a través de gotitas que se expulsan durante la tos o el estornudo a menos de 1 metro de distancia, o al manipular objetos contaminados con gotitas provenientes de una persona infectada, las cuales se traspasan a través de las manos contaminadas a la boca o nariz. Respecto de los signos y síntomas, precisaron que éstos son inespecíficos, debido a que son comunes a otras enfermedades del invierno, destacando principalmente fiebre de 38º a 40ºC, tos, dolor muscular, de garganta y cabeza.

En ese sentido, subrayaron que “las medidas preventivas, al igual como sucede en el caso del Coronavirus, están enfocadas al correcto lavado de manos con agua y jabón, higienización de manos con alcohol gel, desinfección de superficies y objetos con alcohol al 70% u otro desinfectante de limpieza y a evitar el contacto con personas con sintomatología respiratoria. Igualmente, el llamado a la población de riesgo es a vacunarse para prevenir la mortalidad y evitar contagiar a otras personas”, dijeron las docentes de la Universidad Autónoma de Chile.

Menú
Open chat
X