Enfermedades cardiovasculares en tiempos de pandemia

 

“Importancia del control de salud cardiovascular en tiempos de pandemia” es el nombre de la charla organizada por la carrera de Enfermería de la Universidad Autónoma de Chile, sede Temuco,  con el objetivo de dar a conocer los programas que existen para los pacientes de enfermedades cardiovasculares y de salud mental en contexto de pandemia.

Fue la directora de la carrera de Enfermería de la Universidad Autónoma de Chile, Carolina Escalona, quien dio la bienvenida a la actividad, mencionando la importancia de tratar ciertas patologías. “Esta actividades son muy importantes para poder coordinarnos y darle la real importancia al problema de la salud cardiovascular, además sabemos que estas enfermedades crónicas, no transmisibles, generan un gran impacto en la vida de las personas”, enfatizó.

La primera exposición estuvo a cargo de la nutricionisita encargada del programa Salud Cardiovascular y jefa de Unidad de Prioridades Sanitarias del departamento de Salud Pública de SEREMI de Salud Araucanía, Paula Valdés Lupai, quien habló sobre el “Programa Salud Cardiovascular: controles en contexto de covid-19”que encuentra sus bases en la Atención Primaria de Salud (APS), un modelo de atención integral de salud centrado en las personas y su entorno.

Este programa busca prevenir y reducir la morbilidad, la discapacidad y mortalidad prematura por enfermedades cardiovasculares con el fin de prevenir las complicaciones tales como la diabetes mellitus, la que puede afectar a la visión, nervios, daño al corazón, fallos renales y heridas graves. Además Valdés destaca que “los objetivos son reducir el riesgo cardiovascular, principalmente fomentar el estilo de vida saludable y lograr el control de los factores de riesgo”.

La forma de ingresar al programa es a través de los exámenes de medicina preventiva, factores de riesgos pesquisados en Programa Vida Sana, consulta en servicio de urgencia,  salud de la mujer, dirección del tránsito, entre otros.  Los antecedentes que se evalúan para el ingreso al Programa Salud Cardiovascular son: contar con algún antecedente personal de enfermedad cardiovascular, hipertensión arterial, diabetes mellitus tipo 2, dislipidemia y tabaquismo.

 Salud cardiovascular y pandemia

Durante este año y debido a la pandemia, el sistema salud se ha visto enfrentado a la preocupación por el aumento de contagios principalmente en aquellos pacientes crónicos con enfermedades cardiovasculares ya que “ tienen un mayor riesgo y se ha visto más vulnerables en los casos de estas personas que han presentado el virus de covid-19” explica Valdés.

La expera detalló algunas estrategias implementadas por los centros de salud a lo largo del país como: espaciar los controles de pacientes crónicos, evitar atenciones que supongan exposición innecesaria y la entrega de fármacos a domicilio.  Con respecto a lo anterior Valdés cuenta que “tuvimos que adecuar muchas acciones, con la tecnología, los controles se comenzaron a hacer por videoconferencia. Además muchos centros de salud comenzaron a llamar a sus pacientes crónicos”.

Salud mental y enfermedades cardiovasculares

Entre los trastornos mentales, la depresión es la enfermedad de mayor correlación con las enfermedades cardiovasculares, por lo que esta enfermedad, aumenta el riesgo de infarto al miocardio entre un 15% y un 30%. Es por esto la importancia de llevar a cabo un seguimiento y fortalecer el enfoque colaborativo de atención.

Quien también expuso sobre este tema fue la psicóloga encargada del Programa de Salud Mental de la SEREMI, Jacqueline Vistoso Hernández, que entre otras cosas habló sobre una sociedad no preparada para enfrentar una pandemia y que todo lo relacionado a esta situación genera “incertidumbre, muchas veces miedo o temor de algunas cosas, impotencia porque nos dan rabia los cambios y la falta de información o la mucha información, nos va generando una especie de ansiedad” detalla.

Además la psicóloga habla sobre la aparición del estrés permanente y que la forma de superar esta situación es a través del autocuidado y para esto recomienda: consultar fuentes confiables, resignificar la idea de estar en casa, intentar mantener una rutina, organización del teletrabajo, no perder contacto con seres queridos y mantener una buena alimentación y vida saludable. También la experta llama a poner atención y pedir ayuda en caso de: sentir mucha tristeza y retraimiento, pensamientos que infieren en la actividad cotidiana, intención de hacerse daño, dejar de comer o presentar cambios drásticos en el estado de ánimo.

En caso de presentar algunos de los síntomas mencionados anteriormente están disponibles los siguientes números de ayuda:

  • Salud Responde:  600 360 777
  • Fono Mayor: 800 4000 35
  • Fono Orientación en violencia contra la mujer: 1415
  • Fono infancia: 800 200 188
  • Fono drogas y alcohol: 1412

Puedes ver la charla completa en este link: https://www.youtube.com/watch?v=yiAEoTRxgXE

 

 

 

Menú
Open chat
X