Familiares, profesores y autoridades universitarias, fueron testigos de una emotiva Investidura de estudiantes de Nutrición y Dietética. Simboliza llegar a una etapa superior de la formación y su compromiso con la disciplina.

El auditorio de la Universidad Autónoma de Chile en Santiago estaba casi a su máxima capacidad cuando los futuros profesionales entraron orgullosos, impecablemente ordenados y vistiendo los uniformes que distinguen a la profesión.

“Trataré de expresar con estas palabras, toda la emoción y el agradecimiento que sentimos hoy”. Así fue como Macarena Carbone comenzó su discurso en representación de todos sus compañeros de sexto semestre.

“En marzo del 2015 iniciamos este camino, con una mochila cargada de sueños e ilusiones. A todos nos invadían esas ganas de entrar a la universidad, de vivir esta experiencia y de dar lo mejor de nosotros”.

“Quiero que celebremos por esta gran experiencia”, dijo alzando la voz. “Por todo lo que nos ha costado, por todo lo que hemos crecido con ella. Porque nadie dijo que sería fácil. Pero lo hemos logrado”.

“Bien sabemos que gracias a nuestra formación académica podremos lograr todo lo que nos propongamos en la vida y que es fundamental mantener esa convicción”.

Sus últimas líneas, las reservó para agradecer el “apoyo y amor incondicional” de los familiares y amigos.

Y también a sus docentes, “quienes nos entregan herramientas y conocimientos dentro y fuera del aula; guiándonos para ser profesionales éticos y empáticos”.

Macarena y sus más de 100 compañeros recién investidos, están ahora más cerca de terminar sus asignaturas de aula e iniciar sus internados clínicos. Una etapa en la que buscarán dar respuesta integral y efectiva a las necesidades en Salud de sus comunidades.

Menú
Open chat
X