En atención a las necesidades del territorio, dos proyectos de la Universidad Autónoma de Chile se adjudicaron recursos del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) 2020 del Gobierno Regional del Maule. Se trata de propuestas que abordan el control de calidad en cerezas y arándanos de exportación (mediante inteligencia artificial) y la vulnerabilidad y riesgo hídrico ante fenómenos climáticos extremos.

Para el Vicerrector de la sede Talca, Dr. Juan Tosso es un orgullo que proyectos elaborados por equipos académicos de la Universidad no sólo cumplan con los altos estándares de calidad, exigidos en instancias como la evaluación de los FIC Maule, sino también poner a disposición de sentidas necesidades de la región el conocimiento de la academia y sus profesionales, que al igual que la casa de estudios superiores están comprometidos con el desarrollo del territorio.

“Para nosotros es un gran orgullo, pero a la vez un compromiso enorme. En los próximos meses nuestros investigadores se vincularán aún más con las realidades de nuestra región, con el objetivo de generar conocimiento científico en el Maule y para el Maule. Sin lugar a duda, se trata de dos investigaciones que redundarán en importantes aportes económicos y sociales para la región”, comentó la autoridad universitaria.

Por su parte, el Vicerrector de Investigación y Postgrado, Dr. Iván Suazo, destacó que la investigación realizada en la Universidad Autónoma de Chile es pertinente y conectada con las necesidades territoriales. “Es muy importante para nosotros la adjudicación de fondos del gobierno regional, porque son el resultado de entender la ciencia conectada con la sociedad, buscando solucionar los problemas de la ciudadanía y de sus sectores productivos”.

Felicitó a los investigadores involucrados, capaces de incorporar tendencias mundiales, como la inteligencia artificial, a la realidad local. “De esta manera nos demuestran que la tecnología y la investigación de excelencia permiten crear beneficios relevantes para todos”.

Es de destacar que para Suazo, uno de los grandes desafíos a futuro es entender y afrontar los efectos del cambio climático en el medio ambiente. “La protección de los recursos y la biodiversidad aflora como una necesidad urgente. Valoro lo que nuestros investigadores están realizando por conservar los servicios ecosistémicos y por entender, desde la investigación, los efectos a largo plazo de su intervención”.

 

OKFRUITAPP

Un grupo de investigadores de la carrera Ingeniería Civil Informática de la Facultad de Ingeniería, con la Dra. Patricia Möller como líder, desarrollará el proyecto “Sistema integrado de control de calidad de cerezas y arándanos mediante análisis fotográfico e inteligencia artificial”. Se trata de un sistema automático entrenado con información histórica de los resultados de calidad de empresas exportadoras, el cual será de utilidad para agricultores y otros interesados en el desarrollo sustentable de la agricultura regional, quienes recibirán informes y alertas a través de la aplicación OkFruitAPP, para la toma rápida de decisiones.

Möller destaca que en la agricultura y exportación de fruta existen pérdidas millonarias, dado el ausente control de calidad. “Nosotros estudiamos y nos dimos cuenta que los precios de las frutas varían hasta en un 500% entre una fruta de buena calidad y una de mala calidad, por lo tanto si a productores y exportadores les entregamos en tiempo real cuál es la calidad de su fruta, ellos van a poder tomar decisiones mucho más inteligentes y disminuir las pérdidas”.

El proyecto, que además comprende una duración de 24 meses, contemplará criterios de usabilidad de la Aplicación Web, a propósito de que el mismo sea de fácil navegación para los agricultores.

 

HIDROCLIM

“Vulnerabilidad y riesgo hídrico ante fenómenos climáticos extremos: Adaptación al cambio climático y conservación de los servicios ecosistémicos en la cuenca del Río Claro”, es el segundo proyecto en adjudicar recursos FIC-Maule 2020.

Lo lidera el coordinador de la Unidad de Cambio Climático y Medio Ambiente (UCCMA) de la Facultad de Arquitectura y Construcción, Dr. Carlos Esse, quien también es miembro del Instituto de Estudios del Hábitat (IEH) de la casa de estudios.

Esse detalla que el proyecto, al cual también se le llama Hidroclim, comprende el levantamiento de los distintos ecosistemas presentes en la Cuenca del Río Claro y sistemas productivos que en esta se desarrollan. Asimismo, implementarán una red de monitoreo de la calidad y cantidad hídrica de la cuenca.

“Vamos a colocar una red de sensores y estaciones climáticas que nos permitirán monitorear en estos tres años de proyecto cuál es el comportamiento del flujo hidrológico, el balance hidrológico de la cuenca y cómo este se comporta en los distintos períodos, como primavera y verano, otoño e invierno y, cómo se ven afectados también los sistemas productivos, entre otros aspectos”.

En la ejecución participarán el municipio San Rafael, Comité Regional de Cambio Climático del Maule y Ministerio del Medio Ambiente, además del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático de México.

Menú
Open chat
X