Director de Administración Pública UA: la ley reconoce la identidad sexual pero la limita a una elección binaria

Aunque en América Latina algunas legislaciones y sentencias regionales reconocen la diversidad de sexual, en la práctica su definición jurídica de sexo sigue obligando a optar por una elección binaria entre hombre o mujer, dejando fuera más de 26 identidades de género diferentes.

Siendo todas las personas iguales en dignidad y derecho, esa paradoja lleva a cuestionar la verdadera utilidad social y jurídica de las identidades de género existentes, haciendo pertinente eliminar el sexo como atributo jurídico.

Así lo sugirió el director de Administración Pública de la Universidad Autónoma de Chile en Santiago, Eric Latorre, en el tercer Encuentro Internacional de Integración Jurídica, organizado por la Universidad de Buenos Aires el 11 y 12 de marzo, en el que expusieron destacados académicos e investigadores de Argentina, Brasil, Chile y Ecuador.

A partir de los conceptos de persona y de derechos humanos, explicó que el habitus social y la concepción biológica tradicional del sexo que recoge el ordenamiento jurídico, perpetúan la dominación de lo masculino sobre lo femenino, lo binario sobre lo diverso, en un sistema que aparece como cerrado e invariable.

Añadió que la presión de algunos sectores de la sociedad ha motivado nuevos estándares internacionales a partir de sentencias de cortes y legislaciones locales, como la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Naciones Unidas y en Chile la ley 21.120, que reconocen la identidad y orientación sexual y de género como sujetos de derecho.

Sin embargo, a juicio de Latorre la norma resulta contradictoria y una “camisa de fuerza” pues, aunque reconoce la identidad de género auto percibida, obliga a “encasillarla” en un esquema binario.

En el Encuentro Internacional de Integración Jurídica expuso además Alexander Linford Child, docente de Derecho Constitucional y de Elementos del Derecho.

Menú
Open chat
X