Luego de presentarse en el Congreso del Futuro con su charla «Humano y Máquina: una dupla poderosa», el Dr. en Neurobiología Rafael Yuste se reunió con investigadores del proyecto IA + Derecho de la Universidad Autónoma de Chile para conversar acerca de los cambios que se avecinan en la esfera de la inteligencia artificial y cómo estos podrían impactar en la sociedad a través de leyes que regulen este ámbito.

Justamente cuando Chile se prepara para un proceso constituyente, los planteamientos sobre la regulación de neuroderechos como derecho fundamental son recurrentes y es justamente lo que guió la reunión con el Dr. Yuste, quien además es el ideólogo del proyecto BRAIN, una investigación colaborativa que se basa en las innovaciones del campo de la neurotecnología. La propuesta de Yuste es resolver los enigmas del cerebro humano, a través del registro de los circuitos neuronales que permiten la creación de un mapa de la actividad cerebral, permitiendo el acceso a los datos almacenados en el cerebro de un ser vivo.

El Director del Centro de Regulación y Consumo, Pablo Contreras explicó que esta visita se da en torno al trabajo que están realizando en inteligencia artificial, específicamente el Minor que ya se está implementado para este año. También agregó que «la neurociencia es uno de los temas de vanguardia y requiere de un abordaje más allá de la mera tecnología de lo que pueda hacer la ciencia. Por ejemplo explicar no solo cómo opera el cerebro sino también para determinar límites éticos y normativos que sean necesarios para regular».

En la reunión participaron investigadores de la Facultad de Derecho y de Inteligencia Artificial, quienes discutieron acerca de la posibilidad de incluir neuroderechos en la nueva constitución chilena para el siglo XXI. «Chile requiere una protección distinta al ser humano en sus dimensiones más fundamentales», finalizo Contreras.

 

 

 

Menú
Open chat
X