Patrimonio y modernidad conviven en la Universidad Autónoma de Chile. En su moderno campus Providencia, en el corazón de la avenida Pedro de Valdivia, se mantienen casi intactos dos valiosos Inmuebles de Conversación Histórica.

Ambos fueron construidos a comienzos del siglo XX y en el Día del Patrimonio fueron visitados por cientos de personas, entre escolares, familias, adultos mayores y turistas extranjeros.

En 1902, la “Villa Europa” fue la casona de veraneo de la familia del Río Soto Aguilar. De estilo europeo, se caracteriza por su imponente escalera principal y la utilización de maderas nobles en puertas y ventanas.

En paralelo a la construcción de su campus, la Universidad inició su restauración y el 2012 pasó a llamarse “Casa Autónoma, arte y cultura”. Desde entonces, ha acogido a un centenar de exposiciones, lanzamientos de libros y coloquios internacionales.

Por la otra esquina, la Iglesia del Sagrado Corazón destaca por la nave y el campanario de estilo neogótico; sus arcos ojivales y su pórtico de acceso, el trabajo de fachadas y su ventana central con vitrales.

Entre los años 2012 y 2015 se remodelaron el altar, la sacristía y el confesionario; se cambiaron todos los vitrales, manteniendo su exquisita composición de tonos, colores y motivos religiosos, y se levantó una nueva cúpula reutilizando los materiales originales.

El destacado artista visual Marcelo Guerra, fue el encargado de pintar el imponente mural que da la espalda al altar. Todas sus líneas apuntan a la Resurrección y la conexión entre Jesús y el sagrario.

La casona y la iglesia son dos hitos urbanos concebidos con fines distintos; uno religioso y otro mundano. Pero con seguridad, por ambos transitaron personajes distinguidos y olvidados de la historia del país.

Menú
Open chat
X