La Oficina de Transferencia y Licenciamiento (OTL) de la Universidad Autónoma de Chile presentó en Santiago el “Cuaderno de Laboratorio”, documento para registrar los protocolos, datos y resultados de sus investigaciones en diversas áreas del conocimiento.

En esta bitácora, los investigadores indican en forma clara, correlativa y cronológica cada una de sus actividades, independiente de la naturaleza o campo de desarrollo, para así resguardar la información obtenida y permitir que cualquier otro pueda replicarlas.

La directora de la Unidad de Innovación y Transferencia, Dra. Evelyn Silva, explicó que disponer de este cuaderno “es una forma de evidenciar y divulgar todo el trabajo que hemos venido realizando durante los últimos años y proteger la propiedad industrial”.

«Para patentar las investigaciones, las instituciones encargadas solicitan evidencia de haber sido el primero en llegar a esa conclusión teórica o en desarrollar un producto determinado”, añadió.

La bitácora está acompañada de un manual de uso que explica en detalle sus objetivos, utilidad para la investigación y la innovación, y la forma en que debe llevarse el registro.

A la presentación, realizada en el campus Providencia, asistieron investigadores de la Universidad Autónoma de Chile; el coordinador del Programa Oficinas de Transferencia y Licenciamiento de CORFO, Marcelo González; y representantes de oficinas de transferencia de otras instituciones.

Este de tipo de iniciativas “ponen de relieve la importancia de la vinculación de las licencias y las empresas”, señaló González.

Muchas investigaciones en universidades logran desarrollar productos y servicios que tienen un interés social relevante a través de distintos mecanismos. Ese efecto se fortalece, a su juicio, acercando la ciencia a la industria.

Agregó que el objetivo de ese programa es “generar puentes y un vehículo que gestione el diálogo entre ambas partes, donde cada una tiene su propio lenguaje y forma de comunicarse”.

En el lanzamiento del Cuaderno de Laboratorio, se informó que solo durante el 2017 la Universidad Autónoma de Chile ejecutó 50 proyectos Fondecyt, tres Fondef y 25 de financiamiento propio.

Sus 167 investigadores, adscritos a 11 centros e institutos de investigación, registraron 446 publicaciones Scopus.

 

Menú
Open chat
X