Con la finalidad de potenciar la innovación y el emprendimiento de los alumnos de la Universidad Autónoma de Chile, nació en Temuco COWORK Autónoma, un espacio de trabajo colaborativo que a un año de creación ha comenzado a presentar los primeros frutos.

Según explicó el vicedecano de la Facultad de Administración y Negocios, Humberto Salas, “el proyecto comenzó con 45 estudiantes que tenían ganas de emprender, de hacer algo diferente y plasmar de forma concreta esos proyectos innovadores que, hasta ese minuto, solo estaban en su cabeza”.

Agregó que esta inquietud de algunos motivó el trabajo e interés de muchos otros alumnos y empresarios de la región que conocieron de este esfuerzo, lo que “al cumplirse un año de su creación nos tiene orgullosos. Hoy podemos decir que hemos apoyado en la constitución de seis pequeñas empresas a la región que brindan nuevos puestos de trabajo y empoderan a las nuevas generaciones a creer en sus capacidades”, destacó el académico.

Al momento de poner los resultados esta iniciativa en cifras, los antecedentes resultan muy llamativos.

“Cuando revisamos el trabajo de este primer año nos dimos cuenta que habíamos logrado atender 220 estudiantes en los diferentes programas, realizar 37 reuniones de negocios grupales con alumnos; y abrir 21 talleres de capacitación para público interno y externo de nuestra universidad. Además, apoyamos a estudiantes de diferentes universidades de la ciudad a preparar concursos universitarios de innovación a través de 23 reuniones, junto a quienes celebramos estar presentes en ocho finales durante 2018. Eso es lo que nos motiva a seguir este año trabajando por el emprendimiento regional”, afirmó Mario Adriasola, académico de Autónoma con experiencia en creatividad, innovación, emprendimiento y aceleración de modelos de negocio, quien coordina este espacio colaborativo.

NUEVAS OPORTUNIDADES

Muebles Habana, FibraNext, Illsnova, Grow & Glow, RAVE On y una startup que conecte a los mecánicos serios de la región, son las seis empresas que se crearon al alero de alguno de los programas del COWORK .

Nathaly Figueroa es una de las alumnas de Relaciones Públicas que se atrevió a emprender en esta modalidad. Invitó a su padre y hermano a participar en el programa Familia Emprende del COWORK y juntos potenciaron tres ideas: Figueroa Pinturas, FibraNext y Nano Prints.

Cada una de ellas responde a las necesidades en mantención, mejoramiento de carrocerías y gigantografías de empresas buses y microbuses de diferentes comunas.

“Es genial venir a la universidad con mi familia, para emprender y conversar de innovación. Hoy tenemos buenos clientes y esperamos seguir creciendo», detalló Nathaly sobre este trabajo.

Mientras que en el marco del programa Potencial Dinámico,  Lisandro Illesca creó Illsnova, pequeña empresa con la que presta servicios de asesoría en modelos de negocios, marketing digital y venta a empresarios y emprendedores de La Araucanía.

Para él “el apoyo del equipo COWORK juega un rol fundamental dentro de mi pre formación y el espacio para impartir nuestras asesorías de apoyo a empresarios y emprendedores”.

En otra línea de trabajo, Fredy Paz de Ingeniería Comercial fue beneficiado con un fondo Sercotec con el cual fundó Muebles Habana. Él comenzó fabricando cojines de colores alegres y luego expandió su proyecto hacia el desarrollo de muebles y diseño de espacios interiores, lo que perfeccionó gracias al apoyo del espacio colaborativo de la Autónoma.

DESAFÍOS 2019

Uno de los desafíos para el presente año es elaborar e implementar la segunda parte del programa Aprendo Luego Emprendo, para “fortalecer las capacidades de los profesores de liceos técnico-profesionales y científicos humanistas por medio de capacitaciones aplicadas y eminentemente prácticas, lo cual acompañar a los docentes en la aplicación de los talleres a través de un formato semipresencial y ad hoc a la realidad local”, señaló Salas.

Además, mediante la iniciativa Emprendiendo en Familia se buscará diseñar e implementar un programa que permita fortalecer el emprendimiento familiar con estudiantes de la Universidad Autónoma de Chile, incorporando técnicas de creatividad, innovación, emprendimiento y difusión a través de planificaciones adaptativas en las que se incorporen el fracaso, el error, el trabajo en equipo, la sustentabilidad y la interculturalidad.

Todo lo anterior tiene por objetivo “promover la creación de valor, la rentabilidad, el crecimiento, la permanencia y la satisfacción de clientes en los emprendimientos de nuestros estudiantes y sus familias”, detalló Adriasola.

Finalmente los académicos pretenden este 2019 seguir fortaleciendo alianzas con organismos públicos y privados que permitan a este espacio COWORK, seguir fomentando la colaboración y generación de redes entre emprendedores locales.

Menú
Open chat
X