Conversatorio «Innovación, emprendimiento y propiedad intelectual»

Un interesante conversatorio sobre «Innovación, emprendimiento y propiedad intelectual» llevó a cabo la Facultad de Derecho de Universidad Autónoma de Chile, a través del Centro de Regulación y Consumo y el Instituto de Investigación en Derecho.

En esta ocasión los encargados de iniciar la jornada fueron la investigadora Dra. Michelle Azuaje Pirela, como moderadora, y el Decano Dr. Sebastián Bozzo, quien entregó un mensaje de bienvenida enfocado en el rol que deben asumir las universidades en el proceso de formación de los futuros profesionales asociado al desarrollo de las nuevas tecnologías.

«Tenemos como desafío formar profesionales disruptivos capaces de innovar. Somos una de las primeras facultades en Chile entregando a sus estudiantes herramientas nuevas, como el MINOR IA+D, que busca reunir a estudiantes de derecho e ingeniería y generar un ecosistema una conversación entre profesionales, para que puedan enfrentar su profesión con desafíos diferentes. Necesitamos que ellos entiendan cómo piensa un algoritmo y qué problema es capaz de resolver y entregarle a nuestro cambio de la profesión un aporte. Nosotros no buscamos que el estudiante sea un programador, pero sí es necesario que entienda qué cosas puede resolver. Mientras que el ingeniero necesita entender cuáles son las necesidades que existen en el ámbito del derecho para generar un diálogo de innovación y así emprender un nuevo negocio e innovar», detalló la autoridad universitaria.

El Dr. Bozzo fue enfático al recalcar que en la Facultad de Derecho de la Autónoma y otras universidades «debemos enseñarles sobre protección de datos personales y ciberseguridad, además sobre ética e inteligencia artificial para generar competencias y desarrollar una tecnología y soluciones deseables. Tenemos que llevarlos a pensar en una solución, qué cosas podemos hacer distintas, qué construir para solucionar a través un algoritmo y para resolver problemas jurídicos. Creo que de esta forma es posible avanzar hacia un ecosistema de formación de futuros profesionales que puedan desenvolverse con otras competencias y enfrenar la profesión de una forma distinta, más allá de los juzgados».

INVITADOS

La jornada reunió a tres expositores los que plantearon desde sus diversas miradas cómo los emprendedores pueden hoy fortalecer sus negocios y resguardar sus creaciones.

Sebastián Saavedra, gerente comercial de la Agencia DRY y Co Fundador Pera CRM, les habló directamente a los emprendedores a quienes les dijo que «para innovar y emprender es clave saber qué es lo que está buscando nuestro cliente. No sólo pensar en impacto sino también en qué es preponderante mezclar en estas ideas, las cuales siempre deben asociarse a algo que te guste».

Agregó «debes perder el miedo y soñar en grande, invertir tiempo y acción para que puedas tener resultados en tu proyecto. Mi principal sugerencia y recomendación es diseñar un modelo de negocios flexible, liviano que no sea de gran estructura, pues la pandemia nos enseñó que no es necesario tener oficina, sino que podemos trabajar desde casa, por ejemplo.  Céntrate en el usuario, toda acción hoy requiere poner al cliente al centro; aprende de marketing digital, hoy estamos muy cerca con un clic y es tiempo de descubrir este espacio. La venta no es lo más importante, sino que te compren y recomienden, esas son las claves para vender».

Mientras que Roberto Acuña Galleguillos, ejecutivo de proyectos del Comité de Desarrollo Productivo Regional, Región de Los Ríos, planteó que existen una serie de fondos espejo a los cuales se puede postular. «El comité otorga financiamiento y apoyo en las regiones para emprendedores, con instrumentos individuales y colaborativos en innovación empresarial. La misión del comité es promover el desarrollo productivo, en mi caso de la Región de Los Ríos, pero siempre en concordancia con la Estrategia de Desarrollo Regional de cada territorio».

Acuña sostuvo que en este último año los cambios que debían haberse dado en diez años se adelantaron demasiado, por lo que es el momento donde los emprendedores deben atreverse a pensar distinto.

El cierre del conversatorio contó con la participación de María José Arancibia, abogada de Obrador Digital Legal y especialista en propiedad intelectual y nuevas tecnologías, quien para comenzar planteó que «la pandemia nos cambió todo. Nos ha llevado a nuevos retos, protocolos especiales sobre todo en materia de seguridad de nuestra empresa a nivel tecnológico».

Desde este prisma reflexionó sobre cómo «traspasarse al comercio online implica no sólo utilizar Facebook o Instagram, porque las reglas de consumidor también aplican en esta modalidad y a eso hay que prestarle mucha atención. Las normas de derecho de consumo se aplican igual. Por ejemplo, el envío de valores “vía inbox” es una alerta, porque el valor debe estar a la vista del cliente. Siempre se deben incorporar los términos y condiciones; las pasarelas de pago deben ser seguras, porque también el emprendedor debe tener mucha precaución con quien contrata estos sistemas “te falló la plataforma y es problema tuyo” eso no puede ser. Se debe tener una estructura sólida. Muchas veces esto comienza como un accidente, pero se deben hacer bien, porque los errores cuestan caros, como, por ejemplo, una demanda o un problema en el Sernac».

Ante esto dijo que «el rol de la asesoría debe ser preventiva» e instó a los emprendedores a registrar sus marcas y ahorrarse trámites que podrían perjudicarlos de por vida.

En ese sentido destacó que «en lo que va de 2020 tenemos más de 35 mil marcas solicitadas en Chile. En 2009 tuvimos un total de 32 mil. Ambos años tienen en común tiempos de crisis. Eso nos demuestra que de alguna forma las marcas comerciales se resienten cuando existen problemas económicos. Entonces ¿por qué debo registrar mi marca? La marca te entrega valor. Cuando uno tiene un producto y un servicio lo que busca es distinguirme de mi competencia, la marca se queda en el consumidor, va mucho más allá», sentenció la especialista.

 

 

 

 

 

 

Menú
Open chat
X