La Universidad Autónoma de Chile organizó en Santiago, Talca y Temuco un encuentro para promover la ciencia ciudadana, oportunidad en que destacados investigadores internacionales dieron a conocer esta nueva tendencia mundial que ha crecido en forma importante en Europa y Estados Unidos.

“La ciencia ciudadana es el involucramiento de la ciudadanía en temas científicos reales, es decir, cuando un investigador que está en su laboratorio necesita recolección o análisis de datos masivos, que no es capaz de llevar a cabo, por ejemplo, con muy pocas personas en su laboratorio, puede hacer un llamado para que participe la gente común y corriente, que no tiene tal vez los conocimientos exactos en ese experimento científico, pero con su contribución ayuda a llevar adelante un proyecto”, explicó Sebastián Escobar, Presidente Ejecutivo de la Fundación Ciencia Ciudadana.

El personero agregó que la idea es que estos proyectos puedan surgir tanto desde los centros de investigación como de la propia ciudadanía como respuesta a problemáticas de su entorno, y que se produzca un trabajo colaborativo. “La idea es generar este nexo y como fundación lo que andamos buscando es hacer difusión, que la gente conozca que es una metodología válida, que se puede publicar artículos científicos mediante esta metodología y que la comunidad puede hacerse escuchar por medio de la organización colectiva”, indicó Escobar.

Una de las relatoras en este encuentro, Karen Purcell, investigadora de Universidad de Cornell, Estados Unidos, quien maneja proyectos de ciencia ciudadana, sostuvo que el desafío de nuestro país es el mismo que existe en cualquier parte del mundo, y es que las instituciones científicas, las universidades, los académicos deben abrirse a la posibilidad de trabajar junto al público para que se sienta parte de la ciencia.

Respecto de los proyectos señaló que “juntos podemos descubrir algo, y eso tiene que ver con el diseño del proyecto, de que si nosotros diseñamos proyectos buenos podemos así trabajar con el público de una manera en que es colaborativa y podemos llevar mucho más allá la ciencia, pero también podemos involucrar a la gente para que ellos se sientan parte de la ciencia”, subrayó Purcell.

 

Menú
Open chat
X