Estimada Comunidad Universitaria:

Después de casi dos meses de actividades académicas mediante el trabajo docente remoto de emergencia, deseo agradecer a todos ustedes por el gran esfuerzo que han dedicado en este desafío.

Ha sido notable la buena predisposición y voluntad de estudiantes y académicos/as para adecuarse a este proceso de enseñanza remota de emergencia y mantener el trabajo con rigor académico. Todo ello, pese a que las condiciones iniciales para ejecutar las clases sincrónicas y las actividades asincrónicas, se realizaron sin la preparación que hubiésemos deseado, tal como sucedió con todas las universidades del país. Estos resultados se hacen doblemente meritorios cuando se han logrado a pesar de que existen dificultades de conectividad o de uso de espacios y de tranquilidad en sus hogares para realizar sus clases y estudiar.

Sabemos que el proceso de enseñanza y de aprendizaje no ha estado exento de complejidades. Hemos debido readecuar metodologías de enseñanza, generar e innovar en nuevas didácticas para motivar y potenciar el logro de resultados de aprendizajes, así como adecuar los procedimientos e instrumentos de evaluación para entornos virtuales. Este esfuerzo ha generado desgaste, estrés y tensiones, lo que se ve acentuado por las complejidades en que está evolucionando esta pandemia en nuestro país.

Con el objeto de redoblar fuerzas para seguir con la mejora continua de las actividades académicas, pero por sobre todo para cuidar de la salud física y mental de nuestros estudiantes y académicos/as, se ha dispuesto una semana de receso de actividades académicas, entre el lunes 01 y el sábado 06 de junio, posterior al término del periodo de las primeras evaluaciones regulares.

Finalmente, esperamos que toda la comunidad universitaria, juntos a sus familias y seres queridos, se cuiden de los riesgos que esta pandemia implica, especialmente resguardándose en sus hogares.

José Antonio Galilea Vidaurre

Rector

Universidad Autónoma de Chile

Menú
Open chat
X