La carrera de Trabajo Social de la Universidad Autónoma de Chile, junto a la Secretaría Regional de Justicia y Derechos Humanos y Gendarmería de Chile dieron vida  al coloquio «Reinserción social. Creando oportunidades» en el auditorio Juan Pablo Laporte.

La instancia de reflexión y análisis sobre las reales oportunidades para integrarse al mundo laboral que hoy tienen quienes han cometido delitos y han cumplido sus condenas tuvo como principales expositores a Cristopher Corvalán Rivera, doctor en Derechos Humanos y académico de la Autónoma; Boris Ortega, jefe de Sección Estadística y Control del departamento de Postpenitenciario de Gendarmería de Chile; y  al jefe del Departamento de Adulto de Reinserción Social del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Alejandro Fernández.

«Este coloquio pone a la reinserción social en el foco de la discusión. Contamos con destacados expositores para generar una mirada regional de lo que estamos haciendo como sociedad para propender a la reinserción», señaló el seremi de Justicia y Derechos Humanos, Ignacio Malig.

De acuerdo a cifras de 2017 que tiene el Departamento de Reinserción Social en el Sistema Cerrado de Gendarmería de Chile, de un total de 27.877 personas de la población condenada en cualquiera de los recintos penitenciarios del país por 24 horas, un 51,7%, consigue acceder a un trabajo estable cuando egresa.

Desde el punto de los derecho humanos, el abogado Cristopher Corvalán sostuvo que «la reinserción social constituye un deber para el Estado, puesto que está demostrado que el proceso penal y las cárceles generan un efecto que puede contribuir al incremento de los índices delictuales a través de la llamada escuela del delito«.

Actualmente en la Región de La Araucanía existen 14 centros penitenciarios de cualquier tipo (cárceles o recintos semi abiertos), mientras que existen tres centros de estudio y trabajo en Vilcún, Victoria y Lautaro, comunas que albergan a 96 «colonos» en un recinto semi abierto.

«En mi opinión, esta es la principal herramienta de reinserción, donde los colonos tienen una jornada y rutina de trabajo completo donde son y se sienten productivos. Si nosotros logramos generar trabajos, uniendo al mundo privado con los intereses públicos, vamos a lograr que no vuelvan a delinquir», cerró el seremi Malig.

 

 

 

Reinserción: Un desafío para la sociedad

 

Menú
Open chat
X