Con 15 años de trayectoria en la gimnasia rítmica, Javiera Rubilar Sanhueza (19) es el gran referente que tiene La Araucanía en esta disciplina.

La joven originaria de Vilcún ha desarrollado una importante carrera desde sus cuatro años y este fin de semana tendrá un nuevo desafío: obtener un cupo para el sudamericano de Lima 2019, a desarrollarse en agosto de este año.

Para este segundo clasificatorio sudamericano y panamericano, el cual se desarrollará en el Coliseo de la Universidad Autónoma de Chile este fin de semana, la campeona nacional realizó una importante preparación y confía en su trabajo.

“Estuve durante el mes de marzo entrenando en España y la preparación fue super buena y me siento muy bien para esta competencia. Yo creo que tengo posibilidad de clasificar”, declaró durante su entrenamiento en la capital regional.

Para lograr este objetivo, y continuar mostrando el alto nivel alcanzando en competencias anteriores como el mundial de Berlin de 2018, la gimnasta deberá alcanzar una alta puntuación en las rutinas de clavas, balón, cinta y aro dentro de su categoría senior elite.

Javiera reconoce que el esfuerzo de estos años “ha sido mucho. Entreno de lunes a sábado en la mañana y en la tarde, dejo muchas cosas de lado como mis amigos, mi familia, me toca viajar y pasar largo tiempo entrenando fuera, pero sin duda todo ha valido la pena”.

En este proceso jamás ha perdido el apoyo de su comuna y eso para ella es muy importante. “Este último viaje lo costearon desde la municipalidad de Vilcún y siempre han estado conmigo apoyándome, también he tenido apoyo de proyectos del gobierno regional y privados”.

NUEVAS GENERACIONES

La seleccionada nacional entrena en Temuco junto al Club de Alto Rendimiento Araucanía, el cual es dirigido por la técnico Pamela Salazar, quien a su vez encabeza el Club de Gimnasia Rítmica de Vilcún.

La entrenadora explicó que el trabajo de Javiera se ha transformado en un impulso para las nuevas generaciones de gimnastas. “Actualmente el club de alto rendimiento de la región está conformado por 37 gimnastas donde el objetivo principal es formarlas para la competencia y que estas puedan a lo largo del tiempo representarnos a nivel nacional e internacional. Sin duda que lo realizado por Javiera es un impulso para las más pequeñas que entrenan desde los cuatro años con nosotros”.

Salazar también agradeció la oportunidad que el equipo de la carrera de Educación Física ha brindado durante varios años a la disciplina. “Siempre nos brindan y facilitan un espacio para entrenar, están preocupados no solo de la preparación física sino también de la sicológica, en el caso de Javiera, dada su alta exigencia”.

          

 

 

 

 

Menú
Open chat
X