Con presencia del Decano de la Facultad de Derecho, Dr. Sebastián Bozzo, la directora del Instituto de Investigación en Derecho, Dra. Andrea Lucas y los comentaristas desde la arista penal Dr. Francisco Bedecarratz y Mg. María Elena Santibáñez, académica de la Universidad Católica, se llevó a cabo el primer Ciclo de Jurisprudencia organizado por el Instituto de Investigación en Derecho de la Universidad Autónoma de Chile.

En esta ocasión, el tema en debate y que fue comentado por los invitados fue el caso del Expresidente de la República Eduardo Frei Montalva, que el 30 de enero de 2019 tuvo sentencia, en primera instancia, por parte de los Tribunales de Justicia de nuestro país. En el auditorio del Campus Providencia (avenida Pedro de Valdivia #425), los estudiantes de derecho tuvieron la posibilidad de primera fuente de ver cómo se desmenuza una sentencia de más de 800 páginas y, además, ver cómo dos penalistas, especializados en la materia, analizan las debilidades y fortalezas entregadas por el juez Alejandro Madrid.

Para el Decano de la Facultad la idea de hacer este tipo de actividades tiene como objetivo «poder acercar el derecho de una manera práctica a nuestros estudiantes. Hoy día, el Instituto cuenta con más de 21 investigadores que desarrollan diferentes líneas de investigación y queremos aportar, a través del trabajo de ellos, a la formación práctica de nuestros estudiantes en la Universidad».

Además, el mismo Dr. Sebastián Bozzo reveló el beneficio que trae para el estudiante asistir y participar de este tipo de ciclo. «El beneficio para los estudiantes es poder abrir y conocer un debate de actualidad en torno al derecho, en torno a una sentencia que ha estado en boca de todos los penalistas del país y discutiendo si es acertado o no el fallo del sentenciador y cómo llega a condenar a seis procesados en primera instancia. De esa manera, nuestros estudiantes pueden conocer estas debilidades y fortalezas, poder conocer a través de un fallo las principales instituciones del derecho penal y de esa manera ayudar en su formación», comentó.

Bajo la misma líneas se situó la directora del Instituto de Investigación en Derecho, Dra. Andrea Lucas. Para ella «la intención es conectarlos con el derecho vivo, el derecho en la práctica. Más allá de las teorías que tenemos que enseñar, y que enseñamos dentro de la Facultad, y de las metodologías que utilizamos en las clases, la intención es poder conectarlos con el derecho vigente que muchas veces difiere del derecho teórico, como se enseña en las universidades y también poder, a través de los casos, identificar los conflictos de intereses que existen en la sociedad y que en los casos se presentan muy claramente y que el poder judicial está llamado a dirimir».

Uno de los comentaristas fue el Dr. Francisco Bedecarratz, profesor e investigador de la Autónoma. Él admitió que tener a profesionales especialistas en los temas que se debaten -y se van a debatir a futuro- es sumamente importante para los estudiantes pues «a nosotros nos permite confrontar, precisamente, investigaciones que tenemos en nuestra propia universidad con la opinión de profesores externos a la Universidad, que vienen también con su propia visión de los hechos. Por lo tanto, este diálogo que existe entre universidades y entre profesores es sumamente valioso desde un punto de vista académico y, también, le da una muy buena impresión y una muy buena enseñanza a los estudiantes».

Para mayo se avecina un nuevo Ciclo de Jurisprudencia, donde el tema será la colusión que existió en los supermercados del país en relación a los precios de los productos de algunas empresas avícolas nacionales.

Menú
Open chat
X