El estudio fue realizado a nivel internacional por la Fundación para el Avance de la Libertad y es presentado este lunes 15 de enero en Madrid, en una actividad que contará con la participación del vicerrector de Investigación y Postgrado de la Universidad Autónoma de Chile, Dr. Iván Suazo.

Las recientes modificaciones al sistema electoral son, en gran parte, las variables que han posicionado a Chile en el puesto 17º como un país con “alto nivel de libertad electoral”, un verdadero “oasis” en América Latina, de acuerdo al primer Índice Mundial de Libertad Electoral (IMLE 2018).

El informe internacional, publicado por la Fundación para el Avance de la Libertad en colaboración con la Universidad Autónoma de Chile, midió a 198 países en cuatro áreas: Índice de Desarrollo Político (IDP), Índice de Libertad de Sufragio Activo (ILSA), Índice de Libertad de Sufragio Pasivo (ILSP) e Índice de Empoderamiento del Elector (IEE).

El salto que Chile dio en libertad electoral estaría ligado directamente con los cambios a la ley estrenados en las últimas elecciones presidenciales y parlamentarias donde, entre otras cosas, se sustituyó el sistema binominal por uno proporcional, se disminuyeron las barreras para crear partidos promoviendo la competitividad electoral y se favoreció a las candidaturas independientes al aumentar el número de diputados y senadores.

Como elementos regresivos son considerados cambios como la inclusión de cuotas obligatorias en las candidaturas, discriminaciones económicas por género para los partidos y la prohibición de publicar encuestas electorales días previos a los comicios.

De acuerdo a este índice de Libertad Electoral, Uruguay es otro de los países que lidera en Latinoamérica el ranking, llegando al puesto número 12, superado sólo por República Dominicana (9º) con nota sobresaliente, ya que se encuentra en el área de influencia tradicional de Estados Unidos, nación con la que mantiene una estrecha relación comercial.

En Latinoamérica destacan Colombia (22º), Costa Rica (23º), Panamáì (27º) y Perúì (28º). Brasil en tanto, ocupa la posición 52º del ranking, alcanzando sólo una libertad electoral “aceptable”.

Del total de países estudiados, 104 presentan una libertad electoral insuficiente, baja, muy baja o bajísima. Y de los 94 restantes, apenas 48 presentan una libertad electoral alta o muy alta, y entre ellos sólo Irlanda alcanza una sobresaliente libertad electoral, lo que le da el primer puesto del Índice.

Los países que lideran el ranking son: Irlanda, Islandia, Suiza, Finlandia, Australia, Dinamarca, Portugal y República Dominicana. Los países que completan el top ten del ranking son el Reino Unido y Lituania con libertad electoral “elevada”.

En el extremo opuesto, en la categoría de libertad electoral bajísima, en orden descendente se encuentran: Emiratos Aìrabes Unidos, Corea del Norte, Omaìn, China, Sudaìn del Sur, Eritrea, Qatar, Tailandia, Arabia Saudiì y Bruneìi.

La presentación del Índice se realiza este lunes a las 20.00 horas. en Madrid -16.00 horas de Chile- y contará con la participación del vicerrector de Investigación y Postgrado de la Universidad Autónoma de Chile, Dr. Iván Suazo.

 

Menú
Open chat
X