La Universidad Autónoma de Chile hizo entrega de elementos de protección personal a diferentes instituciones de la Región del Maule que trabajan con grupos con necesidades especiales. Se trata de escudos de protección facial que fueron construidos en la casa de estudios superiores con el apoyo de estudiantes de la carrera de Ingeniería Civil Industrial y con aportes del programa corporativo de Responsabilidad Social Universitaria.

Esta actividad se enmarca en el trabajo que ha desarrollado una comisión especial creada en Talca por la universidad para generar estrategias de ayuda a la comunidad, analizando los requerimientos y necesidades de la zona y poniendo a disposición de la población los recursos humanos y de infraestructura con los que cuenta la institución.

El director de Vinculación con el Medio de la casa de estudios superiores, Mg. César Hernández, precisó que la Universidad Autónoma de Chile tiene un compromiso con la región, no solo en la formación de profesionales altamente competentes y con sentido social, sino también en aportar en momentos en que se requiere de acciones que contribuyan al bienestar social como es el caso de la crisis sanitaria que se está enfrentando.

“Esta Comisión COVID UA creada a iniciativa del Vicerrector de la sede, Dr. Juan Tosso, que me ha correspondido dirigir, ha generado una serie de actividades que benefician a la comunidad universitaria y del entorno. Teleconsultas de Psicología a cargo del CAPSI, de Medicina y apoyo a pacientes con COVID-19 realizada por la Unidad de Especialidades Médicas, y Jurídicas desde la Clínica Jurídica, habilitación y certificación del Laboratorio de la carrera de Química y Farmacia para informar exámenes de COVID-19, y actividades de las carreras de pedagogía, entre otros aportes, está realizando nuestra universidad. Y la entrega de protectores faciales en casas de acogida de adultos mayores es una actividad más que se realiza a través de esta Comisión pro apoyo a la grave situación actual producto de la pandemia, lo cual nos deja muy satisfechos ya que es un aporte muy significativo para esas instituciones”, señaló Hernández.

De esta manera, la Universidad Autónoma de Chile está aportando con estos escudos faciales a la seguridad de los funcionarios que atienden grupos vulnerables, como es el caso de los hogares de ancianos Madre del Buen Consejo, María Olga Tuñón de Barriga y Sagrado Corazón, pertenecientes a la Fundación Las Rosas en Talca, Curicó y Linares, respectivamente, el Hogar Cerro La Virgen en San Javier, el Hogar de Ancianos Siervas de Jesús de la Caridad de la Diócesis de Talca, el Hogar de Ancianos San Alberto Hurtado de la Fundación Luxemburgo en Molina, la Casa de Enfermos Terminales Padre Manolo en Talca y la Escuela Especial UNPADE en Talca, lugares donde fue entregado este aporte.

“La Universidad Autónoma de Chile ha querido ser parte de la solución y contribuir a la situación que estamos enfrentando actualmente por el COVID-19. En esta ocasión, estamos donando escudos de protección facial a distintas instituciones de beneficencia de nuestra región, especialmente aquellas que atienden a adultos mayores o personas en situación de discapacidad o con enfermedades de base. Estas máscaras fueron construidas por un grupo de estudiantes de la carrera de Ingeniería Civil Industrial encabezados por José Cerón con materiales aportados por nuestra institución a través del programa de Responsabilidad Social Universitaria y estamos entregando estos insumos para contribuir a la protección de las personas que están atendiendo público y a sus residentes en esta situación de pandemia”, explicó la directora de Asuntos Estudiantiles de la universidad, Mg. Katherine Valenzuela, también miembro de dicha comisión de apoyo a la comunidad afectada directa o indirectamente por la pandemia, y quien encabezó la entrega de estos aportes.

El apoyo entregado en este sentido fue valorado por las instituciones, ya que tanto en la Fundación Las Rosas como en la escuela especial UNPADE, por ejemplo, saben que el apoyo de la comunidad en este momento es fundamental. Paola Barrientos, directora técnica administrativa del hogar de ancianos Madre del Buen Consejo de la Fundación Las Rosas en la capital regional, indicó que el aporte de estos insumos es muy valioso, toda vez que las medidas de control y aislamiento en el centro son muy estrictas. “En este minuto, lo que puede evitar el contagio de nuestros residentes son los elementos de protección, y uno de ellos, que hoy se le está exigiendo a todo el personal, es la mascarilla más el escudo facial. En este minuto, todos nuestros funcionarios tienen escudo facial pero para todos los meses que quedan de pandemia vamos a tener que estar renovando este material y, obviamente, esto para nosotros es una gran ayuda ya que nuestro hogar pertenece a una fundación que es de ayuda social, por lo que cualquier aporte que tengamos es bien recibido”, dijo Barrientos.

Por eso, la funcionaria destacó que la comunidad se puede acercar para realizar cualquier aporte que permita a los 86 residentes que tiene el hogar en este minuto enfrentar de mejor manera este período.

De esta manera, la Universidad Autónoma de Chile está realizando un aporte concreto en esta situación de crisis sanitaria, acción que se está realizando en diversos puntos de la región.

Menú
Open chat
X