En una emotiva ceremonia 44 alumnos de la carrera de Derecho de la Universidad Autónoma de Chile recibieron su certificado de egreso. Después de 5 años bajo la estricta preparación por parte del equipo docente, hoy retoman su autonomía y deben prepararse para el siguiente paso: cumplir con las exigencias que significa acceder al título de abogado que otorga la Corte Suprema.

Esta es una importante ceremonia que convoca a los jóvenes, autoridades, equipo académico, además de padres y apoderados, con la cual la casa de estudios reconoce el egreso de sus aulas de sus ahora ex alumnos, luego de cumplir la totalidad del plan de estudios de la carrera.

En la ocasión, su director, Francisco Ljubetic, destacó el esfuerzo que realizaron los estudiantes para alcanzar este logro, como asimismo el crecimiento evidente respecto de cuando ingresaron a la universidad.

Los instó a seguir estudiando para obtener su licenciatura, “porque como egresados podrán trabajar al alero de un abogado hasta tres años después de su respectivos egresos y luego la ley corta la llave y no los deja hacer nada más. Para poder pasar a esa siguiente etapa hay que ser licenciado y como ese grado no lo reconocemos nosotros como Carrera, sino que la universidad en su conjunto. Esta es la ceremonia más significativa de su etapa, pues después recibirán  -si cumplen con los requisitos-, el título ante la Corte Suprema. Nosotros no hemos formado personas para que sólo sean egresados, sino para que sean abogados”, puntualizó Ljubetic.

LOS MEJORES

Como ya es tradición, en la ceremonia de egreso la Carrera reconoció a los alumnos que obtuvieron los mejores rendimientos académicos. Así, en la jornada diurna se premió a Francisca Acuña Sanhueza y en la vespertina, a Nicol Banda Catalán, ambas de la promoción 2012-2016, es decir, cumplieron la totalidad de sus estudios en el lapso establecido de 5 años.

Menú
Open chat
X