La Universidad Autónoma de Chile entregó chips con acceso a Internet a los estudiantes que no contaban con esta herramienta con el objetivo de potenciar su conectividad y permitir que puedan desarrollar de manera eficiente su progresión académica en las plataformas virtual que la casa de estudios superiores dispuso para la realización de clases y que es parte del plan de la institución para abordar la contingencia generada por el COVID-19 en el país.

La institución adquirió chips con acceso a Internet con capacidad suficiente para que los estudiantes puedan seguir desde sus equipos las clases a través del aula virtual, medida que benefició a aquellos que no contaban con conexión a Internet o que la que tenían era muy deficiente, de manera de apoyarlos en este inicio del año académico.

El Vicerrector en Talca, Dr. Juan Tosso, señaló que “la Universidad Autónoma de Chile, considerando que hay un importante número de estudiantes que carecen de conectividad de datos que les permita participar de las clases presenciales online, ha realizado un esfuerzo económico para entregar a todos quienes, a través de una encuesta, manifestaron no tener este recurso tecnológico. Consideramos que este aporte a nuestros estudiantes, les permitirá solucionar el problema de conectividad y así continuar con el proceso docente utilizando estas nuevas tecnologías a través de nuestras plataformas virtuales», dijo la autoridad.

En efecto, la comunidad estudiantil, a través de una encuesta aplicada por la institución, dio cuenta de su realidad en torno al acceso a Internet, información con la cual se realizó el apoyo para los alumnos que requirieron esta herramienta tecnológica, quienes han recibido estos últimos días los chips correspondientes que les permite la conexión remota a las aulas de clases virtuales.

Al respecto, los beneficiados con esta medida han evaluado de forma positiva la decisión de la universidad de apoyarlos con este elemento tecnológico, que en el contexto actual de trabajo a distancia resulta primordial.

En ese sentido, la estudiante de Ingeniería Civil Industrial, Francisca Cabello, subrayó que es una medida que satisface a una cantidad importante de estudiantes, que corresponde a los alumnos que no tienen o no pueden costear el acceso a Internet. “Me va a servir mucho. Yo no tengo los medios para contratar Internet, y sinceramente con 35 Gb siendo utilizados única y exclusivamente para las clases online y descargas correspondientes, es una herramienta muy útil”, destacó.

Igualmente, la estudiante de Trabajo Social, Javiera Alfaro, agregó que es muy relevante este apoyo porque permite seguir con el ritmo de las clases. “La verdad es que este es un período bastante difícil para todos, pero la iniciativa de la universidad de entregar chips, por lo menos a mí, me parece una buena alternativa, ya que hay muchas personas que también tienen problemas de conexión, al igual que yo, y es un aporte”, señaló.

Asimismo, la también alumna de Trabajo Social, Camila Reveco, subrayó el trabajo de la universidad por encontrar soluciones para que los estudiantes puedan seguir formándose, a pesar del contexto de crisis sanitaria que no permite las clases presenciales. “Este apoyo de la universidad es muy importante, ya que así uno se puede conectar de mejor manera a las clases online. Por todo lo que está pasando es complicado igual y con los datos que uno tiene en el teléfono muchas veces no se puede, entonces este apoyo va a ser muy importante para que así podamos seguir avanzando en lo que es nuestra educación”, indicó.

De esta forma, desde la institución de educación superior existe confianza en el esfuerzo que se está realizando para potenciar el ecosistema digital y así enfrentar el comienzo del semestre académico de forma adecuada.

Menú
Open chat
X