Mahualén Ibáñez está desde mediados del 2019 en nuestro país estudiando Trabajo Social. Pese a lo sucedido en Chile, le habló a su padre que trabaja en la Universidad de Michel de Montaigne, Francia y este motivado por la experiencia de su hijo, viajo a Chile a conocer el programa de movilidad internacional que posee la Universidad Autónoma de Chile.

Mahualén Ibáñez vino de intercambio por un año, desde Francia hacia la Universidad Autónoma de Chile, en junio de 2019. Proveniente de la Université de Bordeaux, Mahualén, con parientes chilenos, decidió venir a la Autónoma debido al vínculo sanguíneo y las recomendaciones que le daba su padre.

Ya en nuestro país, Ibáñez ingresó a estudiar Trabajo Social en el campus El Llano, en la comuna de San Miguel. Ahí, el estudiante pudo comparar realidades, procedimientos académicos y, en especial, ver la calidad humana que le entregaban tanto profesores y compañeros, como la gente a cargo de la movilidad internacional de la Autónoma.

“Destaco que la Universidad fue súper atenta a nuestros deseos. Fue un semestre complicado, por todo lo que hubo, y siempre nos ubicaron vía correos, por WhatsApp, siempre preocupados por nosotros y nos ayudaron mucho a pasar el semestre de una manera sencilla. Era difícil para todo el mundo pero los profes, en El Llano, donde estuve yo, siempre nos estaban hablando por internet, dándonos consejos, lecturas que realizar para hacer uso en nuestras áreas y realmente fue una experiencia muy buena”, afirma Mahualén.

Sin embargo, a aquello tan positivo se suma un factor que nadie sabía. Mahualén es hijo de Jorge Ibáñez, académico de la Universidad de Michel de Montaigne en Bordeaux, Francia, y es corresponsable de los intercambios estudiantiles de 3º año en dicha casa de estudios.

Dada las buenas referencias y recomendaciones de su hijo, Jorge vino a Chile y quiso conocer la Universidad Autónoma para firmar, en un futuro cercano, un acuerdo de movilidad internacional entre ambas casas de estudios.

“La calidad que tuvo Mahualén en su acogida, en la atención y el interés que le han dado, me certifica que nuestros estudiantes van a estar bien recibidos y van a aprovechar la experiencia de manera muy eficaz”, describe el académico y agrega que “ya tenemos un intercambio con Colombia y con Cuba y me gustaría completarlo con Chile”.

María Eugenia Jiménez, directora de Relaciones Internacionales de la Autónoma explica que “el acuerdo que tenemos con la universidad de Mahualén (Universidad de Bordeaux) es que pueden ir y venir por un semestre o un año a realizar una movilidad. Y ahora estamos evaluando la posibilidad, y esperemos que se concrete, de tener un nuevo acuerdo con la universidad donde trabaja el papá de Mahualén para que otros estudiantes de Francia también puedan venir a estudiar a la Autónoma”.

La directora del área internacional expresa que “estamos muy contentos que nuestro programa de movilidad sea reconocido por nuestros estudiantes y colegas en el extranjero, nuestra unidad está en un proceso constante de mejora de este, que permita entregar la mejor experiencia posible a los estudiantes internacionales».

Menú
Open chat
X