La “Emergencia” o “Alerta” ambiental son los parámetros en que se mueve actualmente la calidad del aire de diversas ciudades de nuestro país, especialmente en el sur, producto del indiscriminado uso de leña húmeda y material particulado, provocando nocivos efectos en la salud de la población.

Conscientes de esta problemática y la urgencia de implementar soluciones de manera correcta y efectiva,  es que la Facultad de Arquitectura y Construcción de la Universidad Autónoma de Chile en Temuco ha impulsado, a través del Centro de Transferencia Tecnológica de la Construcción (CTTC), el desarrollo de proyectos de investigación que permitan una mejor utilización de la demanda energética en las diferentes edificaciones que existen en la región.

Como lo señalan diversos estudios, existen tres factores que intervienen en un elevado consumo de energía térmica en los inmuebles: la calidad de la envolvente, la eficiencia de los calefactores y la calidad del combustible utilizado.

Los investigadores de la Facultad que conforman este centro especializado han dedicado extensas jornadas a analizar las posibilidades para mejorar cada uno de estos elementos en las construcciones futuras, lo que permitirá entregar mayor eficiencia en el uso la energía a casas, departamentos u oficinas, entre otros sitios.

El Laboratorio de Excelencia en Eficiencia Energética del CTTC es la unidad especializada para evaluar estos factores y para ello cuentan con instrumentos de vanguardia para inspección técnica, auditorías, asesorías en obra y estudios que apunten a la evaluación de las normativas implementadas, como también al desarrollo de nuevos materiales. Los investigadores, además, pueden realizar análisis de sistemas constructivos sustentables, rehabilitación energética de edificios, evaluación de la envolvente térmica y su relación con la demanda energética de la edificación según cada necesidad.

Pero el estudio y la investigación también se transforman en realidad. La Facultad de Arquitectura y Construcción ha logrado diseñar en el CTTC modelos a escala real integrando el diseño pasivo, eficiente y sustentable, por medio de la optimización de la vivienda en función de su demanda de energía, evaluación de puentes térmicos, condensaciones, ventilación natural y evaluación económica en base a diferentes tecnologías de calefacción o uso de energías renovables.

Es así como este centro se ha transformando también en una importante plataforma de desarrollo vivencial para los estudiantes de las carreras de Arquitectura y Construcción de la Autónoma, ya que pueden concretar en diferentes niveles sus proyectos de tesis y título, pero también porque estos se deben vincular con la realidad en la que están insertos, entregándoles así herramientas vitales para el desarrollo de políticas energéticas y constructivas que se puedan aplicar de forma concreta y real en La Araucanía.

De esta forma la Facultad de Arquitectura y Construcción busca permanentemente colaborar en la mejora de las prácticas constructivas y la disminución de la brecha entre la teoría, el diseño y la ejecución de proyectos.

Cambios en la vivienda

En Chile introducir mejoras a los estándares de habitabilidad térmica de las viviendas no es tema nuevo. Ideas como estas se trabajan en nuestro país desde hace 18 años. En el año 2000 fuimos el primer país de Latinoamérica en introducir una normativa obligatoria para regular la aislación de las techumbres. Siete años más tarde la medida se extendió a muros, ventanas y pisos ventilados, mejorando considerablemente toda la envolvente.

A esto hoy debemos sumar que los principales avances en el área de la Arquitectura y Construcción buscan destacar los proyectos que permitan un mejor aprovechamiento de la energía. El desarrollo de nuevas tecnologías ha facilitado la elaboración de materiales más eficientes y duraderos que sumados a novedosos sistemas constructivos han mejorado la calidad de las viviendas.

La visión actual es lograr mayor calidad de vida y una mejor ciudad y es ahí donde la Universidad Autónoma de Chile a través de la Facultad de Arquitectura y Construcción posee un compromiso de responsabilidad social real para impulsar la sustentabilidad en proyectos habitacionales y así favorecer la calidad de vida de las personas y el desarrollo comunal sostenible.

Al incorporar criterios de sustentabilidad se establecen mejoras térmicas favoreciendo el confort habitacional de las familias a través de la reducción de transferencia de temperatura entre superficies o el ambiente. De este modo se disminuye el uso de combustible y las emisiones hacia el ambiente mejorando la calidad del aire para las personas.

Hoy no solo es necesario alcanzar los parámetros de confort requeridos por la construcción, sino que además es necesario buscar el menor uso posible de la energía no renovable, aprovechando la energía solar en sus diferentes fases y potenciando el uso de energías no convencionales cuando sea posible.

Frente aquello, la carrera de Ingeniería en Construcción de la Universidad Autónoma realizó una charla en Talca durante el mes de junio acerca del cambio de la normativa Chilena 1938:2005 para interiorizar a los estudiantes sobre la certificación de los calefón fabricados, importados y vendidos en Chile durante 2018, los cuales incorporaran un indicador de eficiencia del producto; como también jornadas de análisis productos de energías renovables no convencionales (ERNC) en el área de la construcción.

Para tener una visión de futuro es necesario seguir perfeccionando las exigencias de las normativas establecidas hasta ahora y así poder reducir en 20% el consumo de energía para el año 2025, tal como se ha propuesta en la agenda nacional energética.

Es por este motivo que durante este año se realizarán nuevas modificaciones en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, introduciéndose nuevas exigencias en todo lo relacionado a la envolvente de la vivienda, es decir, muros, pisos, techumbres y ventanas, donde además se incorporarán las puertas, que es algo que hasta ahora no estaba normado. También se considerará un sistema de ventilación mecánica para todos los edificios públicos habitacionales.

Ante todos estos cambios la Universidad Autónoma de Chile de estar atenta y siempre a la vanguardia, pues es su deber seguir acercando la eficiencia energética a la ciudadanía mediante la enseñanza y vinculación con el medio, incentivando su uso y aplicación a través de propuestas que van en beneficio directo de la ciudadanía.

 

 

Menú
Open chat
X