Arquitecta de MadLab integra comisión «Futuro Forestal para un Chile Sustentable» en el Senado

 

 

¿Es posible transformar la industrial forestal es un actividad más sustentable? La respuesta es sí y por eso la Comisión Desafíos del Futuro del Senado convocó a especialistas de todo el país a trabajar en diferentes mesas para realizar un diagnóstico de la situación actual y diseñar un posible plan de desarrollo en esta línea.

Una de las profesionales invitadas a ser parte de esta instancia es Mariela Reyes Muñoz,  coordinadora del MadLab, el laboratorio de experimentación material de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Medio Ambiente de la Universidad Autónoma de Chile. La académica realizó un Master en Design and Make de la Architectural Association de Inglaterra, donde trabajó en un campus experimental, lo que le permite tener una amplia visión respecto a la importancia de la incorporación de las nuevas tecnologías en la industria de la construcción y otras similares.

Según relata la especialista una de las comisiones creada se llama Futuro Forestal para un Chile Sustentable, liderada y conducida por el senador Guido

Girardi, la cual tiene como misión » reunir a gente del mundo del Estado, a  representantes de la academia y del mundo privado, para discutir la situación de la industria forestal hoy en día y poder en conjunto armar una visión, un plan de trabajo a futuro del rol del mundo forestal en la contrucción de un chile más sustentable. Todos sabemos que la construcción es una de las industrias más contaminantes a nivel mundial. ¿Cómo nosotros desde el bosque podemos transformar esto? Mejorando por supuesto la sustentabilidad  de la producción, pero también promoviendo el uso de la madera en la manufactura y en la construcción de viviendas y edificios a nivel nacional».

 

Detalló que dada su experiencia liderando el MadLab de la Autónoma tuvo la oportunidad de presidir, junto a la Universidad de Concepción, la mesa enfocada en tecnología, donde se discutieron temas como la transversalidad de la tecnología.

«La inclusión de nuevas tecnologías no es un tema que solamente afecta a un punto en la cadena de valor forestal, sino que  afecta básicamente a toda la cadena. Implementando tecnologías podemos apostar a una mayor sustentabilidad de todos los procesos, desde tecnología en biotecnología, mejorando las semillas para que estas produzcan mejor, hasta cómo incorporamos tecnologías de manejo de datos y digitalización en la  recuperación de  bosque nativo que se ha perdido. También encontramos  la tecnología aplicada a los procesos más tardíos de la cadena productiva, relacionada con manufactura. Es posible incorporar tecnología de escaneo tridimensional, robótica o mecanización digitalizada, las cuáles nos pueden ayudar a aprovechar mejor los recursos que nos ofrece el bosque e incluso poder trabajar subproductos  que antiguamente no eran considerados recursos viables para ser utilizados ».

 

MADLAB

La destacada profesional llegó a Chile en 2018 para concretar el proyecto del laboratorio de experimentación material de la Autónoma, el cual hoy lidera junto a Michael Arnett. Este espacio fue inaugurado a fines de 2019 y en él «se mezclan no solamente las nuevas tecnologías de fabricación digital, sino también nos hemos preocupado de introducir técnicas tradicionales o técnicas análogas.  En el laboratorio, no sólo contamos con maquinaria de digitalización, con máquinas CNC como es el brazo robótico o el brazo mecanizado, también tenemos maquinaría de carpintería tradicional básica, que siempre van a estar trabajando en conjunto».

Durante 2020, y debido a la llegada de la pandemia, se vieron en la obligación de transformar su trabajo, para los cual decidieron adquirir impresoras 3D e integrarse a la Red FabTech creada por la Universidad de Talca.

«A esta idea se unieron casi todas las universidades del país y lograr armar un proceso de fabricación colaborativa, aportando desde pequeños lugares para un fin común. Ese fin eran los escudos faciales, de los cuales entregaron cerca de 5 mil a distintos centros de salud de la región y para quienes aún seguimos trabajando», detalló la académica.

Actualmente trabaja de forma paralela en el desafío de construir 500 wangkus y telares para las mujeres tejedoras que trabajan en la creación del telar más grande del mundo, la restauración de la Parroquia Santo Tomás, entre otros proyectos.

 

 

 

Menú
Open chat
X