El apoyo pedagógico es la nueva prestación que ofrece de forma virtual la Universidad Autónoma a la comunidad maulina, iniciativa en la que participan carreras pertenecientes a la Facultad de Educación de la casa de estudios superiores.

El programa consiste en clases de 45 minutos, realizadas por estudiantes de tercer año de la institución, en compañía de un tutor, quien se encarga de monitorear el desarrollo de los contenidos en la sesión. Al respecto, la Decana (I) de la unidad académica, Dra. Marta Ríos, se refirió a la puesta en marcha de este nuevo servicio online. “Esta iniciativa surge para dar respuesta a una necesidad del medio y de los niños en cuanto a conocimientos. Nuestros estudiantes también necesitaban poder desarrollar sus prácticas intermedias así que se enlazan estos dos aspectos. Son un total 28 estudiantes los que participan del programa y ellos destinan 45 minutos a la semana para poder explicar un contenido, una tarea, las consultas de un apoderado. Este asesoramiento está acompañado por un tutor de la universidad y se agenda con 48 horas de anticipación. Es importante, ya que los estudiantes pueden mantener contacto con los niños en el contexto escolar y también están desarrollando otras competencias que en un nivel de presencialidad no habrían ejecutado. Esto también amplía su experiencia profesional docente, ya que su progreso no solo está en el aula formal, sino que pueden poner en práctica otras competencias con la virtualidad. Por parte de los usuarios de la región, el desarrollo de clases es significativo, puesto que la universidad está brindando una respuesta concreta a una necesidad del medio, ya que en muchas ocasiones los padres u apoderados no comprenden los contenidos que están estudiando sus hijos”, describió Ríos.

La docente de la Universidad Autónoma de Chile, Mg. Macarena Irribarra, es una de las tutoras que acompaña a los estudiantes de Pedagogía en Lengua Castellana y Comunicación en las clases. “Estuvimos dos semanas en marcha blanca y esa misma experiencia les ayudo a los estudiantes a desenvolverse de mejor manera. Esta semana comenzamos formalmente las clases y ya la mayoría de nuestros alumnos está con horas tomadas y realizando las tutorías correspondientes. Son 45 minutos de clase y el acompañamiento que hacemos los tutores dice relación con el contenido tratado, además de evidenciar que estas clases sean un asesoramiento interactivo, dialógico y participativo”, destacó Irribarra.

Desarrollar los contenidos de forma exitosa es el objetivo de los futuros docentes que se enfrentan a la educación a distancia. La estudiante de Pedagogía en Lengua Castellana y Comunicación, Camila Rojas, recibió una solicitud para repasar los contenidos de la nueva prueba de admisión 2021. “Le hice clases a una niña de cuarto medio, pero lo que quería estudiar pertenecía a primero y tenía relación con la tesis implícita y explícita. La experiencia es un poco intimidante al principio, ya que era mi primera vez haciendo clases, pero también es súper bonita y nos sirve para darnos cuenta donde están nuestras debilidades y donde poner el foco para las siguientes tutorías. El apoyo pedagógico lo desarrollé como un conversatorio, mostrando muchos ejemplos para que la alumna fuera asimilando el contenido. Utilice canciones y otros recursos más actuales, para que la clase fuera lúdica. Respecto a la tutora, ha sido un acompañamiento súper bueno y me ha ayudado a buscar los temas y a complementar los aprendizajes”, finalizó Rojas.

SOLICITA TU HORA AQUÍ:

Menú
Open chat
X