La Universidad Autónoma de Chile ha planificado una serie de actividades para los alumnos nuevos. Una de las más características es el “Mechoneo”, instancia en la cual los estudiantes de cursos superiores dan la bienvenida a los nuevos alumnos y que este año ha tenido una particularidad apartándose de la tradicional recepción.

La Dirección de Asuntos Estudiantiles de la Universidad Autónoma de Chile está a cargo de la bienvenida a los nuevos estudiantes y cada año presenta cambios significativos. “El «Mechoneo Diferente» surgió hace cinco años con el propósito de desincentivar las recepciones violentas que podían hacer los estudiantes a sus nuevos compañeros. La sede año a año realiza un concurso en el cual se entregan premios a las carreras que ejecuten el mejor recibimiento a sus compañeros. Por lo general, las carreras buscan alguna actividad que está ligada a su quehacer profesional, pero también puede ser cualquiera de índole social que ellos quieran efectuar. Este año tenemos actividades en terreno, actividades con escuelas, intervención en un jardín infantil y la actividad de limpieza en el río Claro”, destacó la directora, Katherine Valenzuela.

De esta manera, los estudiantes de la carrera de Derecho quisieron participar de este «Mechoneo Diferente» y junto a los alumnos nuevos se dirigieron al balneario del río Claro para realizar trabajos de limpieza en el recinto. El Centro de Alumnos de la carrera destacó la participación de los estudiantes y su motivación al momento de conocer el tipo de mechoneo que debían enfrentar. “Los compañeros nuevos han recibido esta iniciativa de buena forma. Nosotros queremos marcar un hito como carrera, queremos crear consciencia con estas acciones sociales porque nuestro centro de estudiantes está enfocado en crear varias acciones sociales. Creemos en el mechoneo diferente y llamamos a los estudiantes a tomar consciencia sobre el cambio climático, por eso intentamos recolectar residuos reciclables, para después llevarlos a un punto limpio y con los plásticos hacer ladrillos ecológicos”, afirmó Carlos Rivera, integrante del Centro de Estudiantes.

Los alumnos en terreno se dividieron el trabajo en grupos y desplazándose con bolsas para los residuos, lograron llegar hasta los rincones más alejados del balneario y limpiar de forma exhaustiva el lugar.  María José Quijano, alumna de primer año, describió de forma positiva la instancia.  “Esto es algo súper bueno, también para nosotros, porque nos sentimos mas integrados. Es algo nuevo y es por un motivo súper importante. Además, vamos a hacer lo que nos gusta que es ayudar”, finalizó Quijano.

Menú
Open chat
X