Un importante grupo de estudiantes de la carrera de Trabajo Social de la Universidad Autónoma de Chile en Talca participó de la tradicional ceremonia de investidura, hecho que marca el inicio del período de prácticas integradas de los alumnos. La actividad contó con la presencia de directivos de la carrera, integrantes de organizaciones sociales y padres y apoderados de los estudiantes.

La directora de la unidad académica, Magíster Berta Sepúlveda, destacó el sistema de prácticas tempranas que imparte la universidad. Es decir, los estudiantes empiezan a vincularse desde primer año con instituciones públicas y privadas, para posteriormente comenzar sus prácticas en tercer año, desempeñándose como un profesional más en los establecimientos. “Son alrededor de 53 estudiantes que inician sus procesos de Taller Integrado I, que es su primera práctica en el ambiente institucional en centros de salud, educacionales, organizaciones sociales e instituciones públicas y privadas. La carrera lo que pretende es evitar esta dicotomía entre lo teórico y práctico, y complementar estas dos áreas. Ellos desde el primer día van implementando estos aprendizajes y lo que hoy se pretende es que reafirmen ese compromiso consigo mismo, con las familias y con las instituciones en las cuales se van a desempeñar”, afirmó Sepúlveda.

En la ceremonia de investidura, los estudiantes dan fe pública de su compromiso con la profesión y reciben una piocha como símbolo de la responsabilidad que asumen con el centro de práctica y con la carrera, además de reforzar el vínculo con sus familias, que han sido un apoyo fundamental durante su vida universitaria.

El Vicedecano de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades, Magíster Víctor Yáñez, hizo hincapié en la necesidad de que los alumnos continúen con el trabajo que se realiza en el aula. “La invitación es ir hacia la calidad en los procesos formativos, donde nuestras investigaciones e intervenciones en Trabajo Social persigan un fin y un ethos. La calidad no puede asumirse como hipótesis, sino como un fin necesario en la educación, impulsando a los futuros trabajadores sociales universitarios a prepararse no solo para el “mundo del trabajo” sino, ante todo, como ciudadanos comprometidos con el desarrollo de su país”, destacó Yañez.

Por su parte, la alumna Constanza Hernández, realizará su práctica Integrada en el Centro de Estudios y Gestión Social del Maule, entidad perteneciente a la Universidad Autónoma. Para este desafío, Hernández asevera estar preparada y muy comprometida con la institución. “Emoción y felicidad son las dos cosas que siento en este momento. Es una instancia significativa y familiar, porque detrás se siente todo el esfuerzo de las familias que han estado apoyándonos para llegar a este momento, que es el inicio de las prácticas profesionales. Ha sido un proceso largo tomar la decisión correcta del lugar en el que nos desempeñaríamos durante la práctica integrada, pero me han recibido muy bien en el Centro de Estudios. Siento que es una gran instancia para aprender mucho, sobre todo acá en la universidad que estamos con los mismos docentes de la carrera”, finalizó Hernández.

Menú
Open chat
X