Un intenso debate respecto de la comunicación social en Chile se generó en una nueva versión de la Agenda 8.30, que organiza la Facultad de Administración y Negocios junto a la Carrera de Relaciones Públicas y Producción de Eventos de la Universidad Autónoma de Chile, y que se realizó en el Hotel Frontera en Temuco.

Invitados especiales de diversos ámbitos del quehacer regional se dieron cita para escuchar a la doctora Carme Ferré, vicedecana de la Facultad de Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona, España, y al destacado periodista y experto en comunicación estratégica, Claudio Espejo, para luego analizar el escenario nacional y regional.

El periodismo ciudadano y la necesidad de asumir la responsabilidad al momento de hacer públicas diversas situaciones que finalmente tienen una fuerte repercusión social, fueron algunos de los temas en los que se detuvieron los invitados. Asimismo, en la reflexión sobre los límites de la libertad de expresión e información, entre la privacidad y lo público, la explosión tecnológica que ha empoderado al ciudadano, el cambio de modelo de negocio de los medios y la necesidad de transparencia de las empresas para que no tengan efectos en su reputación.

2

RESPONSABILIDAD

En la ocasión, la doctora Ferré destacó lo novedoso del formato de desayuno de negocios, porque “da la oportunidad que el mundo de los empresarios, el mundo político y el mundo de la academia se encuentren en un ambiente distendido, para analizar diversas temáticas”.

En este contexto, y si bien se habló de la comunicación social en Chile, la académica española fue a encargada de presentar el panorama a nivel mundial y aseguró que la comunicación sigue siendo un filtro muy importante de los múltiples contenidos que pueden producir todos los ciudadanos. “Los medios editan, escogen, jerarquizan, contextualizan y dan sentido -a través de esos filtros- a una información que nos puede avasallar, porque la que hay es mucha”, señaló.

A su juicio, el periodismo ciudadano no podrá reemplazar a los medios profesionales de comunicación.

“Hace falta una formación para trabajar con la información y servirla a los ciudadanos con pluralidad y balanceada. Así, el reto hoy es la responsabilidad social de los ciudadanos cuando producen contenidos, la responsabilidad de los periodistas y finalmente de las empresas de comunicación para que no seamos abusivos con nuestra tarea de cara a la ciudadanía”, puntualizó la doctora Ferré.

Claudio Espejo, por su parte, señaló que cada día es más habitual el anonimato tras las redes sociales “y no hay nada que lo regule. Hoy es necesario que sean los propios consumidores de información, quienes reciben los contenidos, quienes apliquen la regulación, porque la gente tiende a creer -y ha sido así eternamente-, que todo lo que está impreso es verdad y no es así. Hay que tener una segunda reflexión, informarse de manera adecuada y apuntar a tener una información desde diferentes fuentes. La responsabilidad decanta hoy, no en el generador del contenido sino en el receptor”, enfatizó.

Menú
Open chat
X