7 mayo, 2018

Más de 500 niños que son atendidos en las distintas residencias del Servicio Nacional de Menores (Sename) en la Región del Maule, se verán beneficiados por un programa de capacitación dirigido a 23 educadoras de trato directo del organismo gubernamental que está siendo liderado por la Universidad Autónoma de Chile.

La iniciativa partió en enero pasado, cuando las funcionarias del Sename comenzaron a recibir perfeccionamiento en la universidad en diversas áreas a través de un programa dictado por académicos de la casa de estudios superiores, proceso que ahora se fortaleció con la firma de un convenio formal de trabajo entre la Universidad Autónoma de Chile, el Sename y la Fundación Desafío Levantemos Chile.

A la ceremonia asistieron las máximas autoridades universitarias, encabezadas por el Vicerrector, Dr. Juan Tosso; el Seremi de Justicia, Germán Verdugo; la Directora Regional del Sename, Ana Retamal; y representantes de la Fundación Desafío Levantemos Chile, quienes destacaron la consolidación del trabajo que se ha venido realizando desde hace algunos meses y que ha permitido a la universidad ser partícipe en la solución conjunta de las necesidades y problemáticas que tienen niños en situación de vulnerabilidad, traduciéndose en la implementación de planes de mejora que buscan generar soluciones a las demandas sociales actuales.

A través de este convenio, las instituciones han decidido unir sus esfuerzos en un proyecto conjunto de cooperación, donde la universidad se compromete a generar ciclos de capacitaciones orientados a las educadoras de trato directo de las distintas residencias Sename en la región para contribuir en la profesionalización de su trabajo.

“Este es uno de los convenios más relevantes que ha firmado la universidad por su trascendencia y por la importancia que tiene en los niños que han sufrido algún tipo de vulneración. Creo que es una muy buena forma de unirnos para capacitar a las educadoras de trato directo que trabajan más en contacto con los niños de manera de entregarles, a través de las distintas carreras de nuestra universidad, las herramientas para que realicen una mejor labor y que ella no sea solo pedagógica, sino también llena de afecto y amor que es lo que más necesitan los menores”, subrayó el Vicerrector, Dr. Juan Tosso.

Al respecto, el Seremi de Justicia, Germán Verdugo, valoró esta alianza público-privada por la posibilidad que entrega al personal del Sename de recibir capacitación profesional que mejore sus competencias. “La primera actividad del Presidente Piñera cuando asumió el Gobierno fue justamente visitar un centro del Sename. Esa es una señal para todos los que estamos relacionados con este tema y también para todos aquellos que pueden y tienen las posibilidades y condiciones para contribuir y colaborar en esta gran tarea. Por eso agradezco a la Universidad Autónoma que haya asumido esta labor”, dijo autoridad.

Respecto de las capacitaciones que las funcionarias del Sename ya comenzaron a recibir, la directora regional del organismo puntualizó que el valor que tienen es que están profesionalizando y sistematizando un conocimiento que estas educadoras han manejado por años. Ello fue destacado por una de las trabajadoras. “Ha sido una muy linda experiencia. Hemos venido a la universidad y los profesores nos expusieron materias que nos dimos cuenta que muchas cosas las hacíamos de manera muy básica. Entonces hemos ido afianzando nuestros conocimientos e integrando cosas nuevas”, indicó Julia Contreras de la Fundación Mi Hogar de Pelluhue.

Finalmente, el Líder de Inclusión Social de la Fundación Desafío Levantemos Chile, Nicolás Canales, dijo que este trabajo apunta a un aspecto esencial como es la capacitación de las funcionarias dentro del servicio. “Se logra empoderar a las educadoras de trato directo, generando un sentido de pertenencia, porque la voluntad la tienen pero hoy la formación es fundamental para poder avanzar en los procesos que requieren niños, niñas y adolescentes dentro de las residencias”, explicó el profesional.

El trabajo con las educadoras de trato directo involucra la participación de seis carreras de la universidad y se prolongará durante todo el año 2018.