10 abril, 2018

Con un moderno edificio de Terapia Ocupacional cuenta la Universidad Autónoma en Talca, que incluye salas de clases, laboratorios y centros de simulación que ponen a la carrera a la vanguardia en la enseñanza de esta área a nivel nacional.

En la inauguración el rector Teodoro Ribera, destacó que las nuevas dependencias tienen un estándar superior a nivel nacional, ya que cuenta con una ambientación que permite a las personas recrear el lugar en que les tocar vivir para adecuarse y, además, tiene posibilidades de que las personas adquieran habilidades para desarrollar su vida práctica.

“Estamos muy contentos, porque más allá de la inversión económica, nos ponemos en un lugar de vanguardia en cuanto a la enseñanza de la profesión y en cuanto a las habilidades que nuestros estudiantes tienen que aprender”, señaló el rector.

 

El edificio cuenta con cuatro laboratorios. Un espacio habilitado  para el entrenamiento de todas las actividades que son cotidianas en una casa, un laboratorio multiuso donde se hace todo el trabajo neurocognitivo con usuarios que están en condición de discapacidad psíquica, otro laboratorio de integración sensorial donde se trabaja una técnica que se ha perfeccionado para los terapeutas ocupacionales con el objetivo de modular ciertas alteraciones sensitivas y de esa forma generar una incorporación de los tratantes a sus ambientes cotidianos, y finalmente un laboratorio de órtesis y ayudas técnicas para la elaboración y confección de elementos que ayuden en el trabajo con pacientes.

Para el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud, Jorge Las Heras, este este es un avance importante, “porque nos transforma en la carrera de Terapia Ocupacional con el mejor laboratorio y las mejores instalaciones del país, lo cual nos pone un gran desafío porque tenemos la obligación de que tanto nuestra sede en Temuco como en Santiago tengan condiciones equiparadas. Pero las cosas se miran por partes y creemos que vamos a contar con laboratorios equivalentes a la calidad de éstos en nuestras otras sedes”.

La directora de la carrera, Luisa Guerra, destacó que esta infraestructura significa un crecimiento también para la formación de terapeutas ocupacionales que teniendo una mejor formación, pueden impactan positivamente en los usuarios.

“Si bien los laboratorios y el trabajo responden a nuestro modelo educativo, aquí se generan estrategias de enseñanza-aprendizaje que permiten el desarrollo de competencias no solamente para saber un concepto sino también cómo se trabaja ese concepto y cómo se ejercen ciertas técnicas que pueden cambiar y favorecer el trabajo que se realiza con las personas”, precisó.