26 febrero, 2018

Formar profesionales competentes y socialmente responsables es el sello del modelo educativo de la Universidad Autónoma de Chile, siendo el alumno y el perfil de egreso su norte. Este fue el ajuste que se hizo el 2014, en consideración a que se está trabajando en torno a todas las políticas públicas y acorde a lo que está pasando en el mundo a nivel educacional.

Asimismo, al estar la Autónoma adscrita a la gratuidad está en sintonía con el nuevo criterio del Consejo Nacional de Acreditación (CNA), que estipula que los perfiles de egreso deben estar en competencia con los resultados de aprendizaje, es decir, a lo que va a estar capacitado el estudiante en su año cero de titulado.

Pero la U. Autónoma quiso ir más allá y asumir un desafío más grande, que ha sido destacado incluso por sus pares, en lo que respecta a su modelo educativo, distinguiéndose por su énfasis en el desarrollo de competencias disciplinarias, profesionales y genéricas.

En el Modelo Educativo de la UA se han definido cuatro ejes que dan cuenta de los énfasis con los que se intencional el proceso formativo.

Cada uno de ellos se articula recíproca e interdependientemente en los modelos pedagógicos y curricular, y como parte integral del sistema de aseguramiento de la calidad de la UA y los procesos académicos asociados.

Estos ejes son:

1.- Centralidad en el estudiante: El alumno es Protagonista de su proceso formativo

Los educandos cumplen un papel activo y comprometido con su aprendizaje, para desarrollar las competencias definidas en su perfil de egreso, mediante experiencias de aprendizaje significativas y progresivas, para su desarrollo integral como futuro profesional.

2.- Responsabilidad Social: Responder a las necesidades y transformaciones de la sociedad

La U. Autónoma ha integrado permanentemente en su proceso formativo la vinculación con la realidad de nuestro país para proponer soluciones a problemas sociales y contribuir a la construcción de una mejor sociedad.

3.- Aprendizaje Continuo: Formación permanente para su desarrollo a lo largo de la vida profesional

Nuestra universidad promueve en su misión la formación permanente, considerando la necesidad de todo profesional a interactuar socialmente en un mundo laboral cambiante, competitivo y cada vez más complejo.

4.- Aprendizajes Transversales: Formación integral en competencias genéricas

En todas nuestras carreras están incorporadas el desarrollo de competencias genéricas, aquellas competencias necesarias en todas las carreras y requeridas para desenvolverse en la vida y en el contexto profesional, las que fortalecen una formación integral y potencian la empleabilidad.

Competencias genéricas

Como bien lo explica Mónica Urzúa Frei, Directora de Docencia de Pregrado de la U. Autónoma, hay un cambio de paradigma en el modelo educativo tradicional, “ya no sirve el profesor que está dictando una catedra, porque el alumno ya tiene mucho más avanzado ese conocimiento al ser nativos digitales. Lo que hay que formar en ellos es una capacidad de ser flexibles, de resolver problemas, que sean capaces de trabajar en equipo, de tener un pensamiento crítico, como lo requiere un mundo que está cambiando permanentemente”.

En vista de ello, todas las carreras tienen en sus ramos competencias genéricas que el alumno debe desarrollar y aprobar.

  • Responsabilidad Social

Posee una visión integradora que, a partir del valor de la dignidad de las personas, contribuya a la comprensión y solución de problemas sociales, para generar condiciones más justas y plenamente humanas.

  • Pensamiento Crítico

Toma decisiones profesionales, a partir del análisis crítico de diversas fuentes de información, situaciones problemáticas y posibles alternativas de solución.

  • Trabajo en Equipo

Se relaciona con otros de manera empática al cooperar en los equipos de trabajo, enfrentando y resolviendo los conflictos, con el fin de alcanzar, eficientemente, las metas comunes.

  • Habilidades de Comunicación

Organiza coherentemente sus ideas y las comunica de manera oral y escrita, considerando el contexto y a sus interlocutores.

  • Comportamiento Ético

Actúa comprometido con la sociedad en que se inserta, respetando a las personas y promoviendo el desarrollo de la justicia y solidaridad.

Sistema de Apoyo Académico Complementario

Al inicio del primer año, la Universidad Autónoma realiza un diagnóstico a cada estudiante, lo que permite conocer sus características sociodemográficas, motivaciones y expectativas, disposición al aprendizaje, hábitos de estudio y brechas académicas. Esto permite tener una especie de radiografía del alumno y determinar que tipo de apoyo le dará la casa de estudios.

El proceso formativo se implementa con un conjunto de mecanismos institucionales propios, articulados desde “Comunidades Académicas” compuestas por docentes de un mismo nivel semestral, los que mediante un trabajo pedagógico colaborativo organizan el proceso académico acorde a lo que arrojaron los diagnósticos de los estudiantes. Establecen un balance de carga adecuada para una planificación docente articulada y coherente. Por otra parte, gestionan el seguimiento oportuno y apoyo de sus estudiantes, derivándolos, cuando lo requieran, al “Sistema de Apoyo Académico Complementario” (SAAC), compuesto principalmente, por Mentorías entre pares, Ayudantías, Atención Psicopedagógica, entre otras.  Es función también de estas comunidades, realizar la integración de los aprendizajes del semestre en curso, mediante el diseño, implementación y evaluación de una “Estrategia Pedagógica Integrada” entre las asignaturas del mismo nivel, como así mismo, monitorear los avances curriculares de su carrera.

Los planes y programas de estudio se estructuran en función del logro de las competencias del perfil de egreso, organizados mediante la progresión de los resultados de aprendizaje durante tres ciclos formativos articulados. Lo anterior permite hacer seguimiento a través de evaluación de ciclo de cómo va alcanzando el logro del perfil cada estudiante, para establecer las brechas en un tiempo oportuno.

El desafío asumido por la Universidad Autónoma, es que cada uno de esos mecanismos opere en forma dinámica, permanente y sistemática, manteniendo siempre el foco en el estudiante y en su progresión académica.

Para el Vicerrector Académico, Jaime Torrealba Cubillos “de ese modo, nos hacemos cargo de las debilidades y fortalezas de nuestros estudiantes, situando el foco en sus procesos de aprendizaje. El énfasis, entonces, está puesto en el trabajo colaborativo para el logro de los resultados de aprendizaje, mediante metodologías activo-participativas, evaluaciones coherentes y consistentes, que permita formar profesionales competentes, éticos y socialmente responsables”.