11 marzo, 2019

El convenio de intercambio académico entre la Universidad Autónoma de Chile y la Escuela de Medicina Albert Einstein de Nueva York, Estados Unidos, se ha ido fortaleciendo en los últimos años permitiendo que los futuros médicos que han formado parte de este programa no solo reciban una experiencia profesional y personal de alta valoración, sino también encuentren espacios para aportar en las comunidades en las que se han insertado.

Así lo destacó el vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Autónoma de Chile, Dr. Rafael Silva, quien calificó este convenio como muy satisfactorio porque ha significado un valioso aporte tanto para los alumnos extranjeros como para los chilenos. “Creo que es un excelente convenio para ambas universidades porque permite el intercambio de estudiantes. Ellos vienen a Chile a ver nuestro modelo de salud, van a la atención primaria, verifican la forma cómo se atiende a los pacientes, entre otras cosas, y eso ha sido muy bien valorado. Y lo mismo para nuestros alumnos que han ido a Estados Unidos porque conocer los sistemas de salud y los hospitales y trabajar en Nueva York es una tremenda experiencia para nuestros futuros médicos, es un plus importante”, destacó el facultativo.

La visión del Dr. Silva es refrendada por quienes han participado de estas pasantías, tanto de la Escuela de Medicina Albert Einstein como de la Universidad Autónoma de Chile.

Uno de ellos es Nick Venturelli, quien trabajó en un Cesfam realizando pediatría en rotación con otros estudiantes y paralelamente en un proyecto complementario de una iniciativa que realizó el año pasado una alumna de la institución estadounidense que estudió a la población adolescente con relación al Virus Papiloma Humano (VPH). “Lo que pensamos hacer fue entrevistar a los varones adolescentes para completar este proyecto que ya había indagado en las mujeres y los padres de este grupo con la idea de tener datos más completos, especialmente en temas relacionados con la salud sexual, el uso de anticonceptivos y el conocimiento sobre las infecciones sexuales”, contó el estudiante.

Asimismo, Venturelli destacó su estadía en la Universidad Autónoma de Chile porque le permitió tener contacto con otros estudiantes, agregando que es “interesante aprender cómo se hace la medicina aquí versus lo que hacemos allá, hay muchas cosas similares, pero también hay diferencias que es bueno compartir”, mencionó.

Por su parte, Bárbara Assor, estudiante de Medicina de la Universidad Autónoma de Chile en Talca, participó de este programa de intercambio el año pasado y subrayó que fue una excelente experiencia por la posibilidad de conocer una realidad completamente distinta. “Rotamos por hospitales que pertenecen a la Escuela de Medicina Albert Einstein y nuestra pasantía fue fundamentalmente en medicina familiar y comunitaria, que es el enfoque que tiene la Autónoma para los médicos de la universidad. La medicina familiar y comunitaria en Estados Unidos no es igual a la de nosotros, pero eso no permitió ver procedimientos que acá no se hacen, ayudándonos a tener otra mirada”, dijo Assor.

Sobre las enseñanzas personales, la estudiante dijo que la pasantía amplió su mirada respecto de la forma en que piensa desarrollar su profesión, no descartando la opción de realizar una especialidad en Estados Unidos.

Finalmente, el  Director de la Carrera, Dr. Rafael  Silva precisó que desde la decanatura se está trabajando para incorporar nuevas áreas en este convenio, ya que el intercambio estudiantil ha sido un punto de partida que ha sido muy exitoso. “Se van a ir incorporando nuevas actividades en el área de la salud pública y de la bioética, por lo tanto, este convenio va a traer mucho trabajo conjunto entre las instituciones”, concluyó.