13 marzo, 2018

“La Universidad Autónoma está haciendo una gran labor al tener un sello de responsabilidad social, ya que fomenta el ser socialmente responsable”, comentó Waldo San Juan Bravo, estudiante de la Terapia Ocupacional de la Universidad Autónoma de Chile en Santiago, tras recibir el premio Espíritu Solidario 2017, distinción otorgada por la casa de estudios a sus alumnos con alto sentido social.

Waldo participa en forma activa en el Programa de RSU (Responsabilidad Social Universitaria) y Trabajo Voluntario de la Autónoma y gracias a su entrega en cada actividad es que fue reconocido por su labor. “No me lo esperaba porque uno trabaja de manera fantasma. Con recibir el cariño y las gracias ya me siento pagado”, comentó.

En la oportunidad, el futuro terapeuta hizo un llamado para que más jóvenes se unan a este programa. “A veces hay problemas de tiempo, pero no es necesario entregar el 24/7. Entregando un poquito puede funcionar perfectamente”.