28 mayo, 2018

Pese a que el clima no fue el óptimo, más de medio centenar de ciclistas llegaron hasta el frontis de la Universidad Autónoma de Chile, para participar en la cicletada patrimonial con la que la Facultad de Arquitectura y Construcción de la casa de estudios cerró la Semana del Patrimonio.

Desde muy temprano comenzaron a llegar familias completas, donde sin duda los más pequeños fueron los más entusiasmados. Ahí los esperaban alumnos de distintas carreras que decidieron sumarse a la iniciativa desde su ámbito de acción. Así, por ejemplo, Kinesiología ofreció masajes previos y posteriores, y educación física se hizo cargo del calentamiento, con una entretenida clase de zumba.

El recorrido -debidamente resguardado gracias al apoyo de Carabineros de Chile-, inició en Avenida Alemania y siguió por Avenida Prieto Norte, Balmaceda, Avenida Pinto y Barros Arana, hasta el Museo Nacional Ferroviario Pablo Neruda. El regreso fue por las mismas arterias y en el punto de llegada se realizó un sorteo que tuvo entre sus premios una bicicleta, luces led, candados, cascos y muchos otros elementos primordiales para los fanáticos del pedaleo. Además se obsequiaron morrales institucionales para que nadie se quedara sin regalo.

Sobre la actividad, Daniel Schmidt, decano de la Facultad de Arquitectura y Construcción, recordó que el motivo principal de la cicletada fue generar conciencia en toda la comunidad y especialmente en los más jóvenes, respecto del patrimonio arquitectónico que tiene Temuco.

“Por lo mismo –dijo- el recorrido consideró distintos puntos muy emblemáticos de la capital regional, como el campus Menchaca Lira de la Universidad Católica de Temuco; el Museo Regional de La Araucanía; el Cementerio; la calle Balmaceda, que tiene mucha arquitectura; y el Museo Nacional Ferroviario Pablo Neruda, que es un maravillo punto que ha sido conservado de manera maravillosa con su cúpula nueva. Vimos todo eso y la gente pudo apreciar nuestro patrimonio arquitectónico”, dijo el académico.

También hizo una positiva evaluación, la directora de Extensión y Comunicaciones de la Universidad Autónoma, Francisca Restovic, quien destacó la participación familiar.

“Se cumplió el objetivo, que era hacer una cicletada familiar. Vinieron muchos niños, muchas familias se  organizaron y pese al clima -que no fue muy favorable-, se levantaron, arreglaron sus bicicletas y llegaron. Estamos muy contentos”, puntualizó.

En este contexto, anunció que ya se está planificando una nueva cicletada familiar para el mes de noviembre. “Así que desde ya invitamos a la comunidad a participar”, concluyó.