11 enero, 2018

La Facultad de Educación de la Universidad Autónoma de Chile realizó una jornada de autoevaluación de manera de reforzar aspectos centrales del trabajo de formación de nuevos pedagogos con miras a dos hitos claves: los procesos de acreditación y la carrera docente.

La iniciativa fue encabezada por la nueva decana de la Facultad de Educación, Dra. Cecilia Assael, profesional con perfeccionamiento internacional en la línea de Desarrollo del Pensamiento y un doctorado en Ciencias de la Educación con mención en Interculturalidad, quien se integra a la institución luego de un productivo trabajo en la Universidad Diego Portales a cargo del Centro de Desarrollo Cognitivo.

La académica ha trabajado en investigación en dos focos fundamentales. Por un lado, el desarrollo del pensamiento en los seres humanos centrado en la propensión a aprender, la motivación y la disposición para el aprendizaje, y por otro lado, en la idea de la diversidad, pensada en que los seres humanos no son estándares y que trabajar hoy para un tipo de alumno es algo impensable porque las aulas son muy diversas desde lo cultural, lo religioso, las acepciones de género o desde los diferentes estilos de aprendizaje.

En ese contexto, la profesional pretende dejar un sello en la Facultad de Educación de la Universidad Autónoma de Chile, cuyas carreras, en el contexto actual, deben enfrentar procesos de acreditación y además preparar a los futuros pedagogos considerando las nuevas exigencias de la carrera docente. “Siempre he estado trabajando en desarrollo del pensamiento y diversidad, entonces esta oportunidad es un desafío muy importante porque es como poder ampliar mi campo de acción, pudiendo llegar de manera más amplia a lo que es la educación en Chile a través de la formación de profesores. Creo que tengo dos cosas en términos académicos que me pueden ayudar a aportar algo. Uno es la especialización en el desarrollo del pensamiento, que se hace a partir de calidad de interacciones, enseñando a nuestros alumnos a desarrollar el pensamiento y fortaleciendo estas herramientas para que ellos puedan potenciar este proceso en sus propios estudiantes en el aula. Y dos, haber estudiado un doctorado en interculturalidad, que se trata de cómo desde la pedagogía se trabaja en y para la diversidad, y aquí hay una posibilidad de trabajar con una población diversa pero también enseñarles a ellos, en este caso a los futuros profesores, que se encontrarán con aulas más diversas de lo que ya son ahora, y por lo tanto, me encantaría que tuvieran ese sello, formarlos para que vayan a trabajar a aulas diversas, que entiendan y que tengan herramientas para no trabajar con un ser humano estándar y homogéneo”, sostuvo la Dra. Assael.

Para ello, la académica dijo que es necesario potenciar la facultad poniendo el foco muy fuertemente en el pregrado, y cómo desde allí emergen elementos que son fundamentales para cualquier institución como es la investigación. La profesional destacó, asimismo, los sellos institucionales referentes a los focos de aprendizaje y el modelo educativo universitario, los que, dijo, deben ser potenciados en la facultad.