20 Enero, 2017

Valeria Soto lleva más de 20 años trabajando en ventas y tras un difícil 2016, junto a su familia decidió que era el momento para emprender un nuevo desafío: entrar a la universidad.

Aunque en su momento se inscribió para la rendir Prueba de Aptitud Académica, finalmente nunca asistió. Desde muy joven conoció el esfuerzo, los sacrificios y enormes las alegrías de la vida laboral y familiar.

Una de sus hijas estudió Ingeniería Comercial en la Universidad Autónoma de Chile en Santiago y a los tres meses de titulada ya había encontrado un buen trabajo, que hoy la tienen realizada en lo personal y profesional.

Con ese ejemplo como una de las principales motivaciones, se inscribió en el Ensayo PSU que esa casa de estudios ofreció en septiembre pasado. Y esa vez sí fue, porque estaba decidida a cerrar una etapa en su vida y empezar otra igual de importante.

Hoy está de vuelta en la U. Autónoma, ahora para estudiar la carrera de sus sueños: Psicología en jornada vespertina, para compatibilizar sus responsabilidades familiares y ahora también académicas.

“Debo confesar que dar la PSU fue un poco raro. Yo un poco mayor entre tanta gente joven, me sentía un poco fuera de lugar”, dijo tras concretar su matrícula. “Nunca me había enfrentado a una prueba de esa naturaleza y muchas preguntas eran difíciles”, reconoció.

Su vocación por las ciencias sociales fue más poderosa que cualquier temor. “En un momento me dije a mi misma que si la Psicología era lo mío, entonces tenía que estudiar sí o sí. Vi la posibilidad de hacerlo y ahora que estoy a punto de empezar me siento feliz, con muchas ganas de que llegue el primer día de clases, de saber cómo será y sobre todo de aprender”.

De lo que sí está segura es de haber tomado una buena decisión; que la educación superior le dará un nuevo impulso a su vida y que las oportunidades de crecimiento profesional serán cada vez mejores.

“Hace 26 años que salí del liceo y nunca cursé una carrera universitaria, que era lo que yo quería. Hoy siento que estoy frente a una experiencia que será maravillosa, que me hará crecer como persona y que me abrirá muchas puertas para desarrollarme en lo laboral”.

 




Comparte