14 julio, 2017

La pintura fue, es y será una vocación que Beatriz Uquillas abraza con pasión. Hoy, es considerada una de las mayores exponentes del estilo clásico en el país.

“Ese ver con asombro la naturaleza completa, han marcado mi obra y le han conferido una impronta que he procurado mantener en el tiempo”, dijo sobre la retrospectiva “Belleza en la expresión de una vida” que presenta en la Universidad Autónoma de Chile en Santiago.

Son más de un centenar de acuarelas y óleos sobre tela, que recorren medio siglo de admiración por los paisajes que “han nutrido mis pupilas con sus formas, colores, aromas y contexturas”.

Su formación en la Universidad de Chile marcó en buena parte su trabajo. “En esos años la Facultad de Bellas Artes estaba en el Parque Forestal, junto al Museo Nacional, lo que de suyo crea una atmósfera estimulante para la creación, la sensibilidad visual y la inteligencia emocional”.

Como profesora de esa Facultad, del ex Instituto Cultural de Providencia y en su academia particular, se afanaba por “transmitir siempre las mismas ideas, procedimientos y didáctica que adquirí en mi aprendizaje como estudiante”.

Para el Vicerrector de la Universidad Autónoma de Chile en Santiago, Francisco Baghetti, “todos estos paisajes y naturalezas muertas, representan lo que Beatriz ha querido decirnos en estos 50 años de reconocida trayectoria”.

La muestra se presenta a la comunidad en forma gratuita hasta el próximo 17 de agosto en “Casa Autónoma, arte y cultura” de Providencia (Av. Pedro de Valdivia esquina Europa), declarada Inmueble de Conservación Histórica en 1966.